fbpx
Conectate con El Argentino

Legislativo

Se picó en JxC: dos senadoras disputaron por un asiento en plena sesión

La senadora Vega acusó a la bancada de Juntos por el Cambio de «acosarla» después de que abandonó el espacio y aseguró que desde ese bloque se le pidió devolver la banca.

Publicado hace

#

Una disputa por un asiento en la cámara alta entre dos senadoras, una del interbloque de Juntos por el Cambio y la otra aliada del oficialismo, motivó esta tarde reclamos cruzados de las dos principales bancadas y un llamado al orden de parte de la presidencia provisional del Senado.

La discusión se originó cuando la senadora por Cambiemos Fuerza Cívica Riojana, Clara Vega, fue convocada a izar la bandera en la apertura de la sesión del Senado y otra legisladora, Gabriela González Riollo (JxC-San Luis) se sentó en su banca.

Al advertir la situación, la vicepresidenta del interbloque del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, pidió la palabra para plantear una cuestión de privilegio por lo que calificó como «un conflicto con dos senadoras».

«Me da mucha vergüenza tener que plantearlo. Es sobre la posición de una banca de dos senadoras. Es bochornoso que se den estas circunstancias, que una senadora se pare a izar la bandera y otra le ocupe la banca», recriminó Sagasti.

La legisladora se refirió a una supuesta disputa por la banca entre Riollo y Vega, quien ingresó al Senado como aliada de Cambiemos y luego se apartó de ese espacio para acompañar al oficialismo. «¿Qué es lo que va a seguir, asaltar los despachos a la noche?. No me voy a poder ir de mi lugar porque nos van a ocupar la banca», reprochó la senadora.

Riollo pidió la palabra para responder las acusaciones al señalar que «se faltó a la verdad». «Me veo agraviada, no es verdad que una senadora se levanta y otra le ocupa la banca», afirmó Riollo, quien dijo que «debe haber un diálogo y mantenerse las buenas prácticas y lamentablemente esto no sucedió».

Vega por su parte, acusó a la bancada de Juntos por el Cambio de «acosarla» después de que abandonó el espacio y aseguró que desde ese bloque se le pidió devolver la banca.»Los primeros días de marzo recibo un llamado pidiéndome mi lugar porque no querían que estuviera sentada en el medio de ellos», dijo Vega, y contó que partir del 29 de diciembre se «inició un acoso constante hacia mi persona».

«Son los mismos que me acosaron previo al ingreso a este recinto y que tienen más horas sentados ante los canales de televisión que en este recinto», dijo. Los reclamos motivaron las intervenciones del jefe de los senadores radicales, Luis Naidenoff, quien negó las acusaciones, y de la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma, que pidió orden en el uso de la palabra ante las interrupciones fuera de micrófono.

El senador por Córdoba de JxC Luis Juez pidió también la palabra para señalar que este tipo de actitudes tienen que ver cuando se destruyen las reglas de juego y se instaura «el vale todo». Ledesma, incluso, pidió al senador Juez que «no le falte el respeto» después de que el legislador le insinuó que estaba «teniendo dificultades para conducir esta sesión».

«Es una falta de respeto de usted hacia mi persona. Usted no me va a venir a marcar a mi el timing. Yo tengo que impartir las órdenes. No le falte el respeto a una mujer, por lo menos sea un poquito hombre diga disculpe», fueron algunas de las frases que Ledesma le dirigió a Juez.

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Legislativo

Para el director nacional electoral, la boleta única «trae más riesgos que soluciones»

Al exponer en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, donde se discute el proyecto de Boleta Única Papel, Schiavi señaló que “la falta de un diagnóstico integral, hacerlo en una discusión exprés y, sobre todo, con una ausencia de acuerdo entre las principales fuerzas, trae más riesgos que soluciones».

Publicado hace

#

@

El director nacional electoral, Marcos Schiavi, desestimó hoy la implementación de la Boleta Única de Papel en el método de votación al advertir que “no hay evidencias que ameriten impulsar modificaciones al sistema electoral actual”, durante el debate en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados.

Al exponer en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, donde se discute el proyecto de Boleta Única Papel, Schiavi señaló que “la falta de un diagnóstico integral, hacerlo en una discusión exprés y, sobre todo, con una ausencia de acuerdo entre las principales fuerzas, trae más riesgos que soluciones».

«Estamos discutiendo sobre un problema que no sabemos cuál es. Hay algunos comentarios, pero considero que necesitamos más evidencia para definirlo”, enfatizó

El funcionario planteó que “las ventajas que trae la boleta única no valen la pena como para atravesar el riesgo al que nos estamos exponiendo”.

El titular de la Dirección Nacional Electoral (DINE) consideró que “a simple vista, lo que parece es que estamos queriendo hacer una reforma muy importante, muy sustancial, sin los datos necesarios”.

También advirtió que resulta “un punto central para cualquier reforma llegar a consensos y hoy estamos discutiendo con consensos fracturados”, lo que a su entender calificó como “preocupante”.

En ese sentido, indicó que “el sistema funciona, tenemos un sistema electoral ágil, robusto, confiable, el electorado lo conoce, lo valora, sabe que va a un cuarto oscuro y sabe lo que tiene que hacer, hay un nivel de participación alto, hay normalidad en los procesos, hay alternancia en los gobiernos, hay expresiones políticas emergentes que pasan de no tener representación a tener un peso en el electorado muy importante en un cortísimo plazo, hemos tenido resultados con diferencias muy escuetas y no hubo un nivel de conflictividad alto”.

Previo a la exposición de Schiavi, la exdirectora nacional electoral y actual secretaria de la Embajada Argentina en Chile, Diana Quiodo, se refirió a los costos que implicaría la implementación del sistema de Boleta Única.

Quiodo tomó por ejemplo los gastos en la provincia de Santa Fe durante la última elección, provincia en la que se implementa el sistema de boleta única desde 2011.

Así, la exdirectora nacional electoral manifestó que en esas elecciones hubo un costo por elector de 169,30 pesos, mientras que en las elecciones nacionales el costo por elector fue de 119,70 pesos.

“No creo que sea más barato. Durante el último proceso electoral, por lo menos hasta diciembre, los partidos devolvieron lo que no usaron para impresión de boleta. Hay algo para mirar en ese punto, acerca de cómo está regulado y cómo se liquida. Pero no me parece que la boleta única papel sea la forma de darle solución a este tema”, sentenció Quiodo.

Seguir leyendo

Las más leídas