fbpx
Conectate con El Argentino

DDHH

El Gobierno de Bolivia denunció que Macri envió armas al régimen de Áñez para reprimir las protestas

El canciller boliviano, Rogelio Mayta, aseguró que la provisión de armamento se realizó de «forma clandestina» por el gobierno de Cambiemos tras el golpe de Estado a Evo Morales.

Publicado hace

#

El canciller boliviano, Rogelio Mayta, aseguró que la provisión de armamento se realizó de «forma clandestina» por el gobierno de Cambiemos tras el golpe de Estado a Evo Morales.

El Gobierno de Bolivia denunció este jueves que el gobierno de Mauricio Macri apoyó el golpe de Estado con armas ya que proveyó de manera clandestina «material bélico» al régimen de Jeanine Añez para reprimir las protestas sociales, que tuvieron su punto máximo en las «masacres de Sacaba y Senkata».

La información fue difundida a la prensa por el canciller Rogelio Mayta, quien dio un detallado informe sobre el armamento que el Gobierno de Juntos por el Cambio habría proporcionado a Añez, ante lo cual el presidente Alberto Fernández le envió una nota a su par boliviano, Luis Arce, para lamentar el hecho y expresarle su «dolor y vergüenza».

«Mauricio Macri proveyó por debajo ‘material bélico’ al régimen de facto de Jeanine Añez en 2019 para reprimir la protesta social y consolidarse en el gobierno por la fuerza, dijo Mayta en su cuenta de Twitter, y advirtió: «Las masacres de Sacaba y Senkata no pueden quedar en la impunidad».

El mensaje estuvo acompañado por la publicación de una nota de un militar boliviano a la embajada argentina, con fecha del 13 de noviembre de 2019, en la que se da por recibido el material y se adjunta un detalle del envío. Por esos episodios, el viernes Añez debe declarar ante la Justicia de Bolivia.

Fernández, por su lado, lamentó la «colaboración» de Macri con las fuerzas militares de Bolivia que en 2019 perpetraron el golpe de Estado contra Evo Morales, y dijo sentir «dolor» y «vergüenza».

A través de una carta enviada a Arce, Fernández pidió disculpas en nombre del «pueblo argentino» después de que «se constatara» en el vecino país que desde Argentina «se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fueras sediciosas contra la población boliviana en esos días».

Carta del presidente Alberto Fernández al presidente boliviano escrita al conocerse la denuncia.

Mayta describió en una conferencia de prensa que «el Gobierno de Macri le dio a las fuerzas armadas bolivianas munición para reprimir las protestas del 2019; días después de este hecho se realizaron las masacres de Sacaba y Senkata».

En tanto, medios bolivianos informaron que el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, dijo que este viernes se tomará la declaración informativa a la expresidenta Áñez por las «masacres» de Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), ocurridas en noviembre de 2019 y que dejaron una veintena de muertos.

«Dentro de la proposición acusatoria por las víctimas de Sacaba y Senkata, se inició la investigación de juicio de privilegios a través de la Fiscalía General del Estado; por ello se ha previsto la declaración de la señora Jeanine Áñez para el día de mañana, que por medidas de bioseguridad se tomará en el penal de Miraflores (de La Paz)», dijo el fiscal.

Lanchipa agregó que se trasladarán a La Paz dos fiscales superiores, mientras él participará vía Zoom desde la ciudad de Sucre.

La acusación fue hecha el 1 de julio por un grupo de 20 personas entre víctimas y familiares de aquellos episodios.

LAS MASACRES DE SACABA Y SENKATA

Las masacres ocurrieron después de que Añez ordenó la intervención de la Policía y las Fuerzas Armadas contra las manifestaciones populares en favor de Morales.

Los hechos se produjeron el 15 de noviembre de 2017 «cuando una columna de manifestantes, entre cocaleros e interculturales, fue interceptada en el puente Huayllani (Sacaba, Cochabamba) por fuerzas combinadas. El operativo terminó con nueve fallecidos, y un décimo fue reportado semanas después, luego de heridas graves», informó La Razón, de Bolivia.

Recordó que «cuatro días después, el 19 de noviembre, otra columna de manifestantes fue reprimida en Senkata, en El Alto. Otra vez policías y militares actuaron contra la movilización que bloqueaba la salida de combustibles de la planta de Senkata. Hubo otra decena de fallecidos».

Según un informe de la Defensoría del Pueblo, con reportes del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), las muertes en ambos hechos fueron por impactos de balas.

En esa ocasión el entonces ministro de Gobierno, Arturo Murillo, deslindó responsabilidades de las fuerzas y dijo que los movilizados se mataron entre sí.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), estableció que fueron masacres.

El Argentino

Áñez está detenida en la cárcel de Miraflores, acusada de delitos de terrorismo, sedición y conspiración en el caso Golpe de Estado.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

DDHH

Nora Cortiñas visitó a Milagro Sala y reprochó que en Jujuy «se está violando la Constitución»

La referente de los derechos humanos llegó este mediodía hasta el barrio Cuyaya de la capital jujeña, donde Sala cumple arresto domiciliario por distintas causas impulsadas desde 2015 por la administración del gobernador Gerardo Morales.

Publicado hace

#

La cofundadora de Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas visitó hoy a la dirigente social y máxima referente de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala y, al cuestionar su situación judicial, sostuvo que en la provincia «se está violando la Constitución».

La referente de los derechos humanos llegó este mediodía hasta el barrio Cuyaya de la capital jujeña, donde Sala cumple arresto domiciliario por distintas causas impulsadas desde 2015 por la administración del gobernador Gerardo Morales.

«Lo que ocurre con Milagro Sala es inconstitucional e inmoral; con los jueces que la están condenando y el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy sometido a los designios del gobernador», sostuvo Cortiñas.

En tanto, al expresarse en contra de la violencia política en la provincia, señaló que «en Jujuy hay falta de libertad y de respeto a los derechos humanos, especialmente en torno a las mujeres».

La visita de Cortiñas a Sala se produjo cerca del mediodía, y del encuentro también participó el marido de la dirigente social detenida, Raúl Noro, y otros dirigentes locales.

La referente de 92 años le pidió a Sala «no bajar los brazos» y le trasmitió que «las Madres seguirán pidiendo por su libertad», que «es inadmisible que siga presa» y que «no se haya intervenido ya a la justicia en Jujuy».

Ambas dirigentes también dialogaron sobre la coyuntura provincial, respecto a la cual Cortiñas se mostró «asombrada y dolida» por situaciones de violación a los derechos humanos de las que se interiorizó.

Cortiñas arribó ayer a la provincia de Jujuy para recibir una distinción como profesora honorífica de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy, y presentó su libro: «Norita, madre de todas las batallas», un repaso biográfico sobre su trayectoria de lucha.

Además, marchó junto a cientos de personas por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, marco en el que llamó a luchar por «terminar con los femicidios y la persecución a las mujeres», al tiempo que se pronunció por la liberación de Milagro Sala, como parte de las consignas de la movilización.

Seguir leyendo

Las más leídas