fbpx
Conectate con El Argentino

Política

Interna en JxC: «no hay peros» en el repudio al ataque a la Vicepresidenta, pero…cuestionan el feriado

Crecen las diferencias en Juntos por el Cambio, no obstante parecen estar de acuerdo en criticar el feriado del pasado viernes por el intento de magnicidio a la Vicepresidenta.

Publicado hace

#

El senador de Juntos por el Cambio (JxC) Luis Naidenoff reafirmó este lunes su rechazo al intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, destacó que «no hay peros» en relación a este tema y resaltó que en la Cámara alta hubo un diálogo «muy maduro» con el Frente de Todos (FdT) para consensuar un documento «en rechazo a la violencia» y en favor de «consolidar la paz social».

«El documento fue serio y consensuado, en rechazo a la violencia y esta idea de consolidar la paz social en Argentina» y en la necesidad de la «investigación de los hechos», dijo Naidenoff en declaraciones radiales.

En ese sentido, el senador de la Unión Cívica Radical (UCR) por Formosa remarcó que en el bloque de senadores de JxC «no hay peros ni grises» en torno al repudio al intento de magnicidio sufrido por Cristina Fernández de Kirchner el pasado jueves, cuando un hombre apuntó su arma de fuego a pocos centímetros de su rostro.

«Fue un diálogo muy maduro con todos los sectores del FdT», indicó Naidenoff sobre la declaración que el jueves por la noche firmaron todos los bloques del Senado, en la que se expresó un «enérgico repudio» al ataque y la «absoluta solidaridad» con la Vicepresidenta.

En esa sintonía, el senador formoseño subrayó: «Nosotros no especulamos. Estoy en las antípodas del pensamiento del kirchnerismo y estuvimos ahí en primera fila». Con todo, Naidenoff indicó que «hubo algunas decisiones desacertadas» por parte del Ejecutivo y que «no hacía falta llamar a un feriado nacional».

«Cuando convocamos a un feriado y pasa a ser una especie de acto público se desnaturaliza la gravedad del hecho», cuestionó. En esa línea, indicó que en la noche del atentado había un «estado de shock y conmoción» y que «era un momento de una convocatoria distinta a los partidos políticos».

«El feriado no contribuyó a lo que necesita la Argentina», insistió Naidenoff y subrayó que el «acompañamiento» a la exmandataria «era espontáneo».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Vandalizaron placas en memoria de los bombardeos del ’55

Arrancaron escudos en las cerámicas instaladas en la vereda del Ministerio de Economía. En el único ataque de un Ejército contra sus civiles de la historia murieron más de 350 personas.

Publicado hace

#

Las placas colocadas en las inmediaciones del Ministerio de Economía de la Nación el 16 de junio de este año con motivo del aniversario del Bombardeo a Plaza de Mayo de 1955 en homenaje a las víctimas, fueron encontradas vandalizadas en un nuevo acto de odio y de violencia política.

Las dos placas habían sido colocadas en un multitudinario acto en Plaza de Mayo del que participó el presidente Alberto Fernández, organizado por el legislador porteño Alejandro Amor, Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la Comisión por la Memoria, el Sindicato de Dragados y Balizamiento y familiares de las víctimas del bombardeo. También participaron el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, y los dirigentes sindicales Pablo Moyano y Juan Carlos Schmid.

En la Legislatura porteña, el diputado Amor ya presentó un pedido de declaración de repudio por este ataque a la memoria y a los derechos humanos. “Vemos con profunda preocupación la escalada de violencia. Creemos fielmente que el diálogo y el debate siguen siendo los caminos de construcción de la sociedad democrática que tanto costó restituir”, manifestó el legislador en el repudio presentado que espera ser aprobado en el recinto en los próximos días y acompañado por todas las fuerzas políticas.

En los bombardeos a la Plaza de Mayo de 1955 murieron más de 350 personas y más de 1000 resultaron heridas, todas ellas, víctimas civiles, desarmadas e inocentes. La primera bomba cayó en la casa de Gobierno con la intención de matar al Presidente Juan Domingo Perón. Luego, los aviones de la Marina descargaron bombas en la CGT, el Ministerio de Guerra, el departamento de policía, el ex palacio Unzué (hoy la Biblioteca Nacional) y las calles de los alrededores en un ataque que duró más de tres horas.

Seguir leyendo

Las más leídas