fbpx
Conectate con El Argentino

Política

Santiago Cafiero criticó la negativa británica a dialogar sobre Malvinas

El Canciller publicó una columna de opinión en el diario inglés The Guardian.

Publicado hace

#

Al cumplirse 40 años de la guerra de Malvinas, el canciller Santiago Cafiero publicó una columna de opinión en el diario inglés The Guardian, donde criticó la negativa británica al diálogo por la soberanía y pidió una mejora en las relaciones entre los dos países.

«Creemos que ningún resultado de ninguna guerra puede resolver una disputa reconocida por la comunidad internacional. Esto sentaría un precedente peligroso. El conflicto de 1982 no alteró la naturaleza de la disputa entre ambos países, que aún está pendiente de negociación y resolución», señaló Cafiero.

El canciller también señala que antes del inicio de la Guerra por parte de la dictadura militar hubo 16 años de negociaciones sobre el reclamo territorial y que tenían en cuenta los intereses de los habitantes de las islas.

Pretender que la disputa no existe o que no crea obstáculos en nuestra relación bilateral es «ingenuo», afirmó Cafiero.

«Los dos gobiernos comparten valores fundamentales y una visión de un orden mundial basado en reglas. Y, sin embargo, en la agenda del Atlántico Sur, nos comportamos como si el conflicto hubiera ocurrido ayer», continuó el ex jefe de gabinete.

A su vez, remarca que la Argentina de no es una amenaza y señala que la búsqueda del reclamo histórico de soberanía está en la Constitución Nacional, que resalta se lleve a cabo a través de fines pacíficos.

«Pese a ello, el Reino Unido mantiene una importante base militar en el Atlántico Sur, realiza ejercicios militares periódicos en la zona en disputa y mantiene restricciones a la venta de material militar de doble uso a Argentina», escribió Cafiero en «The Guardian».

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Economía

Alberto le habla al poder con el corazón y le contestan con la billetera

El Presidente dijo que «hay un gran problema de solidaridad por parte de muchos sectores poderosos», y trata de sacarle peras al olmo. La historia en loop.

Publicado hace

#

El presidente Alberto Fernández sostuvo que Argentina tiene «una cantidad importante de puntos de inflación importada» a causa de la demanda de alimentos que genera la guerra entre Rusia y Ucrania y dijo que, además «hay un problema de solidaridad por parte de muchos sectores poderosos» de Argentina.

«Tenemos una cantidad importante de puntos de inflación importada. Hace ocho años no se exportaba carne a China, hoy no para de demandarte carne vacuna. Los exportadores quieren cobrarnos el kilo de carne igual que al precio de exportación. Hay un problema de solidaridad por parte de muchos sectores poderosos de la Argentina«, comentó el Jefe de Estado.

En diálogo con la radio 990, Fernández dijo que no le desea a nadie «gobernar un país en pandemia después de (Mauricio) Macri dejó un país endeudado y en medio de una guerra» y afirmó que está decidido a que «el salario le gane a la inflación».

«Por eso hemos abierto las paritarias. Pero es un trabajo arduo en las condiciones de incertidumbre actuales», comentó.

RETENCIONES

Respecto de la posibilidad de un nuevo esquema de retenciones, el Presidente estimó que son un «mecanismo idóneo» para desacoplar los precios internacionales de los locales, pero señaló que para ello «necesita una ley» y que existe una oposición «que no quiere que se trate ese tema».

«No puedo hacerlo por un DNU, porque está prohibido para cuestiones impositivas, electorales, penales», aclaró.

Consultado sobre la posibilidad de dar el debate parlamentario aun sabiendo de un rechazo opositor, Fernández dijo que «las derrotas épicas» no lo convencen.

«Me encantaría que pudiéramos dar un debate con la oposición sobre qué hacemos, porque es muy probable que los precios sigan subiendo y esto repercute en los salarios. Si no quieren retenciones ¿Qué me proponen?«, se preguntó.

En ese mismo sentido, señaló que los políticos opositores «se subieron a los tractores» durante la última movilización de productores agrarios.

«A mí me preocupa el precio de los alimentos y por eso fui a Europa, para decirle al presidente de la UE que en el sur la estamos pasando mal con esta guerra. Es necesario discutir un proceso de paz porque hoy esta situación lastima a todo el mundo«, estimó Fernández.

Seguir leyendo

Las más leídas