fbpx
Conectate con El Argentino

Economía

La nueva conformación de Diputados se prepara para debatir el Presupuesto 2022

Tienen previsto realizar el jueves la primera sesión con la nueva composición del cuerpo. Deberán definir la agenda que comenzarán a debatir en las próximas semanas, en el marco de la prórroga de ordinarias dispuesta por el Poder Ejecutivo.

Publicado hace

#

El-Argentino-Diputados-Congreso-

Por Silvina Angiono

La Cámara de Diputados tiene previsto realizar el jueves la primera sesión con la nueva composición del cuerpo con el debate del Presupuesto 2022, en la que debutarán formalmente los 127 diputados electos en los comicios del 14 de noviembre y que juraron esta semana y el resto de los legisladores que continuarán en la Cámara baja hasta 2023.

Esta nueva conformación de la Cámara baja deberá definir la agenda que los diputados comenzarán a debatir en las próximas semanas, en el marco de la prórroga de ordinarias dispuesta por el Poder Ejecutivo, ya que los dictámenes de las comisiones parlamentarias que se emitieron en los últimos dos años caen.

Desde ahora, la integración del cuerpo legislativo tendrá una virtual paridad entre el Frente de Todos (FdT) y Juntos por el Cambio ya que el oficialismo será la primera minoría con 118 bancas y la coalición opositora sumará 116, que a su vez estará conformada por 7 bloques que funcionarán dentro de Juntos por el Cambio.

De hecho, el principal bloque opositor estará integrado por el PRO (51), la Coalición Cívica (11), la UCR (32), Evolución Radica (12)l, Encuentro Federal (4); Producción y Trabajo (2); Republicanos Unidos (1); Avanzar San Luis (1); Ahora Patria (1) y Únicos por San Luis (1) .

Sin embargo, también tendrán un rol central los 23 legisladores del resto de las bancadas, en especial las fuerzas políticas que responden a partidos provinciales, que acompañaron en estos dos años de gestión del presidente Alberto Fernández las iniciativas promovidas por el oficialismo.

Uno de los bloques que podría ser clave a la hora de concretar acuerdos es el Interbloque Federal, integrado por 8 diputados y presidido por el bonaerense Alejandro ‘Topo’ Rodríguez, titular también del bloque Identidad Bonaerense, conformado por los 3 diputados; Córdoba Federal, que suma 3 legisladores; y el Socialista, con 2 legisladores.

Otro de los interbloques que debutará formalmente como tal, en reemplazo del que lideraba José Luis Ramón (Equidad), se llamará Provincias Unidas, y estará presidido por el diputado de Juntos Somos Río Negro, Luis Di Giácomo e integrado por el Frente de la Concordia Misionero (1) y el Movimiento Popular Neuquino (1)

Entre los debutantes de fuerzas alternativas al oficialismo y a la oposición se encuentran los diputados de Libertad Avanza, con 2 integrantes Javier Milei y Victoria Villarruel, así como Avanza Libertad, conformado por José Luis Espert y Carolina Píparo, que a pesar de tener coincidencias en lo político, formaron bloques separados en la Cámara baja. De hecho, en la sesión preparatoria se ubicaron a varias bancas de diferencia.

La última sesión fue el pasado 26 de octubre cuando se aprobó la ley de Etiquetado Frontal entre otras iniciativas. Desde ese plenario, el cuerpo no pudo volver a reunirse.

La falta de acuerdo impidió hasta el momento realizar una sesión para tratar los proyectos que siempre se debaten previo al recambio de renovación parlamentaria, donde se discuten un conjunto de iniciativas pendientes propuestas por los legisladores que se aprueban generalmente en una sola votación y sin disidencias.

Más allá del Presupuesto 2022, la agenda de los diputados que conformarán la nueva Cámara podría contemplar hasta fin de año otras iniciativas del Poder Ejecutivo, vinculadas principalmente a temas económicos y productivos, según lo anunciado por funcionarios del gobierno nacional.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Economía

¿Que debería incluir la nueva ley de alquileres?

Otro ítem en el que sí están de acuerdo es que la nueva ley debe incluir estímulos fiscales y crediticios para ambas partes.

Publicado hace

#

La Unión Argentina de Inquilinos (UAI) y las entidades del sector inmobiliario coinciden de manera general en la necesidad de una nueva ley de alquileres, pero las diferencias aparecen al discutir las parámetros que tendría que contener la potencial norma ya que los inquilinos postulan que en la actualización anual debe haber poca o nula incidencia del Índice de Precios al Consumidor (IPC), mientras que los propietarios pretenden un ajuste semestral o acuerdos específicos entre las partes.

Otro ítem en el que sí están de acuerdo es que la nueva ley debe incluir estímulos fiscales y crediticios para ambas partes.

La Ley 27.551 de alquileres aprobada por el Congreso en 2019 prevé contratos con una duración máxima de 3 años, actualizaciones anuales y, en el caso de rescindir el contrato, un preaviso de 3 meses para no tener que abonar una indemnización, entre otras cuestiones.

La actualización anual del índice por el cual se hace el ajuste anual la ley prevé en su artículo 14 que debe estar constituido por partes iguales entre la variación mensual del IPC y la Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte).

Al respecto, el presidente de la Cámara de Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, sostuvo que una nueva ley de alquileres debería «volver a los dos años de contrato con un ajuste cada seis meses como máximo ajustado por un coeficiente valor salario (CVS)».

En ese sentido, manifestó, que el nuevo índice de actualización no debería contener el IPC al lado porque «es una incógnita para todas las partes y obliga a negociar constantemente».

Por otro lado, Bennazar dijo que para que pueda haber un descenso de precios en el mercado son necesarios incentivos para que aumente la oferta de inmuebles acompañado por «la vuelta al acceso al crédito, como política de Estado de acceso a la vivienda y al suelo».

«Lo último que hemos incorporado son la compra de viviendas usadas para el blanqueo con dos condiciones, uso del bien propio o para su familia, y en el caso de invertir es aumentar la locativa habitacional por el término de 10 años», afirmó.

En enero en la ciudad de Buenos Aires los aumentos en los precios de alquileres -respecto a diciembre pasado- fueron de 6,2% en los monoambientes, 2,6% en los departamentos de dos ambientes y 4,3% en los de tres ambientes, según un relevamiento del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO).

En tanto, el acumulado de 12 meses de 2022 fue de 102,9% para los monoambientes porteños; 105,1% en las unidades de dos ambientes y 100% en los de tres ambientes.

Estos números cotejan con la suba de 94,8% que marcó el IPC a lo largo del año pasado, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El presidente de la Unión Argentina de Inquilinos (UIA), Ricardo Botana, dijo que una nueva ley de alquileres tendría que «fomentar que vuelvan al mercado inmobiliario las viviendas que ya no están con incentivos fiscales, de ese tipo, para que la gente construya».

«En algunas grandes ciudades, algunos barrios, también pasó que se fueron volcando mucho a las plataformas de alquileres transitorios, lo que hizo también que se retiraran muchos inmuebles», sostuvo Botana al referirse a la falta de oferta de inmuebles en las ciudades, lo que hizo impulsar los precios de alquileres de viviendas de uso permanente.

Además, indicó que en una nueva ley el cálculo del aumento tendría que tener más preeminencia el Ripte -la remuneración promedio sujeta a aportes al Sistema Integrado Previsional Argentino- sobre el IPC para fijar el índice.

Por último, señaló que la ley de alquileres vigente si bien «trajo consigo nuevos derechos para los inquilinos», falló el artículo 14 donde se plasma el cálculo del índice por el cual se calculan los aumentos anuales «con aumentos de 83%, aproximadamente, desbarajuste dándole al inquilino los primeros 4 o 5 meses».

En tanto, el presidente de la Fundación Vocación Inmobiliaria, Hernan Iradi, enfatizó que lo que están reclamando es que «el plazo sea por dos años y que haya acuerdo de partes como siempre fue. Hoy los alquileres comerciales se alquilan por debajo de precios de la vivienda».

«La actual ley está mal porque está atada a la inflación con aumentos anuales, en febrero los aumentos van a superar el 85%, Argentina tiene inflación muy alta, masivamente se retiraron inmuebles del mercado cuando el plazo lo cambiaron a 3 años», dijo el representante inmobiliario.

El Argentino
Seguir leyendo

Las más leídas