fbpx
Conectate con El Argentino

CABA

Represión en la Legislatura, tras la aprobación de la reforma del estatuto docente porteño

Al lugar, donde se manifestaban los gremios UTE y Ademys, se acercaron diputados del Frente de Todos, entre ellos Javier Andrade, Laura Velasco, María Bielli y Lucía Cámpora, y de la Izquierda, Gabriel Solano.

Publicado hace

#

La Legislatura porteña aprobó este jueves la reforma al estatuto docente, que recibió los votos afirmativos del interbloque oficialista Juntos por el Cambio, mientras los legisladores del Frente de Todos y la Izquierda estuvieron a favor solo del apartado que estableció la titularización de maestros del nivel medio, pero aclarando que debería incorporarse a los «miles» de trabajadores de la educación que quedaron afuera.

Al inicio de la sesión, la diputada Manuela Thourte (UCR-Evolución), autora del proyecto, informó sobre sus principales puntos, entre ellos la creación de «oportunidades de ascender a través de cargos de desempeño en el aula», los «incentivos salariales para quienes realicen cursos de formación» y el incremento de la cantidad de participantes que pueden presentarse a los concursos de ascenso.

Además, dijo que con la nueva ley se dará «prioridad a quienes realicen cursos de ascensos para cubrir algunos cargos», al tiempo que que se reducirán los requisitos de antigüedad. Por otro lado, afirmó que «los cursos de ascenso serán dictados por ministerio de Educación de manera gratuita» y que la ley deberá ser reglamentada por el Ejecutivo en el término dentro 90 días.

La reforma crea tres nuevos cargos en la carrera docente: maestro especialista, coordinador de trayectorias y preceptor tutor, con los que se busca dar oportunidades de ascenso sin tener que dejar el aula, y también prevé incentivos salariales a quienes hagan cursos de capacitación. Por otro lado, establece la titularización, de manera «excepcional», de los docentes de educación media que al 31 de marzo de 2020 se encontraban trabajando como interinos.

A su turno, la diputada Claudia Neira (Frente de Todos) pidió que la ley incorpore la titularización de los «miles de docentes que al momento de la promulgación de esta ley están desempeñando cargos interinos en nivel de educación superior, lo cual incluye a los 29 profesorados, y otras áreas».

Luego, Alejandrina Barry (FIT-Unidad) informó que su voto sería negativo, en general, «porque esta ley es un nuevo ataque a la educación pública», y afirmativo para los artículos que establecen la titularización, «pero aclarando que se está dejando afuera a miles de docentes, más de 10.000 calculan los gremios, particularmente en los profesorados».

Barry definió la reforma como «inconsulta» y añadió que es «rechazada por la comunidad educativa que está realizando una enorme movilización aquí afuera». Por su parte, Alejandro Amor (Frente de Todos), afirmó que la Legislatura porteña debe «aprobar una ley de paritaria docente».

Después, la diputada Amanda Martín (Frente de Izquierda-PO) dijo que «la mayoría de los artículos del proyecto versan sobre condiciones de trabajo, por lo que es una reforma laboral encubierta» y agregó que el «elemento grave» que incorpora la reforma es la «diferenciación salarial sobre salarios de miseria». «Los docentes cobramos 64.200 pesos por una jornada simple en la ciudad», apuntó.

Luego, Ofelia Fernández (Frente de Todos), lamentó que el oficialismo «no tomó ninguno de los aportes que hicimos y tampoco le interesa lo que están pidiendo los docentes en la calle».

Además, consideró que es «extorsivo no discutir por separado la titularización y la reforma al estatuto» y apuntó que en el nivel superior es «donde hay mayor porcentaje de interinos y con esta ley no se titulariza».

El legislador Martín Ocampo (UCR-Evolución) sostuvo que la nueva ley responde tanto al «interés de la comunidad, que es mejorar la educación, como el de los docentes», y añadió que «pone en el centro la capacitación como una herramienta de desarrollo».

El proyecto fue presentado a principios de marzo y, el 15 del mismo mes, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, concurrió a la Legislatura para defenderlo.

En abril se realizaron dos reuniones conjuntas de las comisiones de Educación, Presupuesto y Legislación laboral en las que los gremios y la comunidad educativa en general expusieron sus argumentos a favor y en contra de la reforma.

En mayo se realizaron varias reuniones de asesores parlamentarios y la semana pasada el proyecto recibió dictamen de mayoría, firmado por legisladores de Juntos por el Cambio, en un plenario de comisiones.

Al finalizar la sesión de hoy, Thourte, autora de la ley, dijo que «quieren disfrazar esta reforma de precarización, pero es una oportunidad para los docentes que dará reconocimiento a quienes tengan más experiencia y capacitación», agregó que su espacio político «sí escuchó e hizo modificaciones».

Luego, en una votación dividida, los diputados del interbloque Juntos por el Cambio se manifestaron a favor de la ley en general, mientras que el Frente de Todos y el Frente de Izquierda votó a favor sólo de las cláusulas que establecieron la titularización. La Libertad Avanza, en tanto, votó en contra tanto de la reforma al estatuto como de la titularización.

Tras la aprobación del estatuto docente, se registraron algunos incidentes en las inmediaciones de la Legislatura, cuando un grupo de manifestantes intentó acercarse a la entrada del edificio y efectivos de la Policía de la Ciudad bloquearon su avance.

Al lugar, donde se manifestaban los gremios UTE y Ademys, se acercaron diputados del Frente de Todos, entre ellos Javier Andrade, Laura Velasco, María Bielli y Lucía Cámpora, y de la Izquierda, Gabriel Solano.

Anuncio
Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

CABA: el 85% de las personas en situación de calle no va a paradores

Los que “hace tiempo” se encuentran en esa condición (cinco años o más), son un 39,6%.

Publicado hace

#

Por Néstor Llido

Por temor a los robos de sus pocas pertenencias y las situaciones de violencia a las que se exponen, entre otras razones, el 85% de las personas que se encuentran en situación de calles en los distintos barrios decide no acudir a los paradores del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.


Este dato y otros que refieren a la situación de abandono de quienes sobreviven en las “ranchadas” se desprenden de la encuesta desarrollada por el Observatorio de Innovación Social de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.


La gran mayoría de quienes se encuentran en situación de calle en el ámbito porteño son hombres (73,7% y el 26,3 % mujeres), de entre 26 y 55 años (68,2%) y el 90% son argentinos, que poseen documentos (79,6%).


Entre los entrevistados, se destaca que el 85,2% de ellos rechaza alojarse en los paradores del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por “temor a robos, violencias u otros motivos”, dejando al descubierto que la política asistencial es insuficiente.


Un 43% se encuentra solo, mientras que el 47% dijo no mantener contacto con sus familiares y el 62,3% no tienen hijos y los que sí, en un 29% han perdido la relación con ellos.


El relevamiento del Observatorio de Innovación Social también da cuenta que el 44,2 son “nuevos” en tener que vivir a la intemperie, producto del agravamiento de la situación socioeconómica, mientras los que “hace tiempo” se encuentran en esa condición (cinco años o más), son un 39,6%.

Seguir leyendo

Las más leídas