fbpx
Conectate con El Argentino

Legislativo

El Senado busca un Consejo de la Magistratura con mayor federalismo

Una de los puntos del proyecto es que el Consejo sesione al menos una vez por trimestre en el ámbito de las distintas Cámaras Federales del interior del país, «a efectos de interiorizarse y abordar las problemáticas y necesidades de todas las jurisdicciones».

Publicado hace

#

Por María Clelia Sívori

El Senado debatirá esta semana el proyecto de ley que busca modificar el funcionamiento y la integración del Consejo de la Magistratura, luego del acuerdo al que arribaron el oficialismo y bloques provinciales para dar mayor federalismo al organismo y otorgar mayor igualdad de género.

La presidenta de la comisión de Acuerdos, Anabel Fernández Sagasti, explicó que el Frente de Todos (FdT) aceptó los cambios propuestos por los bloques provinciales porque consideraron que «claramente enriquecía el proyecto y lo hacia más federal».

«Esta casa que representa a las provincias siempre tiene el visto del federalismo así que (las modificaciones) nos parecieron muy oportunas», sostuvo la senadora en declaraciones a la prensa.

Sagasti precisó que la senadora de Concordia Solari Quintana propuso «seguir profundizando en el tema de la igualdad de género en el ámbito del Poder Judicial y que el representante del Poder Ejecutivo varíe una vez una mujer y una vez un varón, y siempre han sido varones, así que es un cambio muy importante».

La senadora del FdT por Mendoza explicó que la posición del oficialismo tiene que ver con separar a la Corte Suprema de la conducción del Consejo de la Magistratura porque «los jueces tienen que dedicarse a impartir justicia y el consejo debe administrar la Justicia y la disciplina».

«La semana que viene vamos a sesionar y espero que luego la Cámara de Diputados pueda hacerlo más rápidamente» para la aprobación de la norma antes del plazo fijado por la Corte, añadió.

La senadora cuestionó no obstante al máximo tribunal por su fallo que -dijo- «intenta poner en vigencia una ley que no está en vigencia desde hace 16 años», y consideró que «el conflicto es con el Congreso, no con el Poder Ejecutivo». Para Sagasti, «es inaudito el conflicto de poderes que ha planteado la Corte en ese fallo».

Un plenario de comisiones emitió dictamen favorable a una iniciativa unificada entre el FdT y los senadores de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilnek, y del Frente de la Concordia, Magdalena Solari Quintana.

Al entendimiento se arribó luego de que el oficialismo debiera suspender la sesión prevista para la semana pasada porque no tenía los votos suficientes para aprobar el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo en diciembre del año pasado.

La administración de Alberto Fernández busca aprobar la ley antes del plazo del 16 de abril puesto por el fallo de la Corte Suprema de Justicia que declaró inconstitucional a la actual composición del Consejo de la Magistratura y pidió una nueva norma antes de esa fecha.

El dictamen de mayoría fue firmado por el oficialismo y sus aliados, mientras que que Juntos por el Cambio (JxC) presentó su propio despacho, en el que propone que sea el presidente de la Corte quien conduzca el Consejo de la Magistratura.

Weretilnek aceptó dejar de lado a la Corte, que figuraba en el artículo 1 de su iniciativa, en coincidencia con el FdT, a cambio de que se introduzcan los cambios que le otorgan mayor federalismo a la integración del Consejo.

Un Consejo «más federal»

En esa estructura más federal del Consejo de la Magistratura, se mantiene -en caso de aprobarse la norma esta semana- al representante del Poder Ejecutivo, que será designado alternativamente entre un varón y una mujer, por el período de un año en cada caso.

Para la elección de consejeros de la Magistratura representantes de los jueces y de los abogados, las listas deberán conformarse con un integrante de cada región y su respectivo suplente. Al efecto se establecen las regiones federales AMBA, Norte, Centro y Sur. Esas regiones estarán compuestas por las jurisdicciones que abarcan las cámaras federales respectivas.

Las precandidaturas y, en su caso, candidaturas, a consejeros de la Magistratura integrarán una única lista con dos representantes titulares y dos suplentes de los académicos, cuatro representantes titulares y cuatro suplentes de los jueces y cuatro representantes titulares y cuatro suplentes de los abogados.

En tercer lugar, se establecerá que el Consejo de la Magistratura sesionará al menos una vez por trimestre en el ámbito de las distintas Cámaras Federales del interior del país, «a efectos de interiorizarse y abordar las problemáticas y necesidades de todas las jurisdicciones del país».

Finalmente, a las cuatro comisiones que integran el Consejo actualmente (de Selección, de Disciplina, de Administración y de Reglamentación) se le sumará una quinta: de Asuntos Federales.

Esa comisión estará integrada por Consejeros Ad Hoc y Ad honorem en representación de la Cámara de Senadores de la Nación. La Comisión de Asuntos Federales estará dividida en cuatro Regiones Federales integrada por cuatro representantes de cada una.

Anuncio

El presidente del Senado designará, por cada región, y a propuesta de los bloques legislativos, dos senadores correspondientes al bloque con mayor representación legislativa, uno a la primera minoría y uno a la segunda minoría. Al menos la mitad deben ser mujeres.

Estos representantes podrán participar de las reuniones del Consejo, pero no podrán tomar parte de los procesos disciplinarios ni de elección de magistrados.

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Legislativo

Para el director nacional electoral, la boleta única «trae más riesgos que soluciones»

Al exponer en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, donde se discute el proyecto de Boleta Única Papel, Schiavi señaló que “la falta de un diagnóstico integral, hacerlo en una discusión exprés y, sobre todo, con una ausencia de acuerdo entre las principales fuerzas, trae más riesgos que soluciones».

Publicado hace

#

@

El director nacional electoral, Marcos Schiavi, desestimó hoy la implementación de la Boleta Única de Papel en el método de votación al advertir que “no hay evidencias que ameriten impulsar modificaciones al sistema electoral actual”, durante el debate en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados.

Al exponer en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, donde se discute el proyecto de Boleta Única Papel, Schiavi señaló que “la falta de un diagnóstico integral, hacerlo en una discusión exprés y, sobre todo, con una ausencia de acuerdo entre las principales fuerzas, trae más riesgos que soluciones».

«Estamos discutiendo sobre un problema que no sabemos cuál es. Hay algunos comentarios, pero considero que necesitamos más evidencia para definirlo”, enfatizó

El funcionario planteó que “las ventajas que trae la boleta única no valen la pena como para atravesar el riesgo al que nos estamos exponiendo”.

El titular de la Dirección Nacional Electoral (DINE) consideró que “a simple vista, lo que parece es que estamos queriendo hacer una reforma muy importante, muy sustancial, sin los datos necesarios”.

También advirtió que resulta “un punto central para cualquier reforma llegar a consensos y hoy estamos discutiendo con consensos fracturados”, lo que a su entender calificó como “preocupante”.

En ese sentido, indicó que “el sistema funciona, tenemos un sistema electoral ágil, robusto, confiable, el electorado lo conoce, lo valora, sabe que va a un cuarto oscuro y sabe lo que tiene que hacer, hay un nivel de participación alto, hay normalidad en los procesos, hay alternancia en los gobiernos, hay expresiones políticas emergentes que pasan de no tener representación a tener un peso en el electorado muy importante en un cortísimo plazo, hemos tenido resultados con diferencias muy escuetas y no hubo un nivel de conflictividad alto”.

Previo a la exposición de Schiavi, la exdirectora nacional electoral y actual secretaria de la Embajada Argentina en Chile, Diana Quiodo, se refirió a los costos que implicaría la implementación del sistema de Boleta Única.

Quiodo tomó por ejemplo los gastos en la provincia de Santa Fe durante la última elección, provincia en la que se implementa el sistema de boleta única desde 2011.

Así, la exdirectora nacional electoral manifestó que en esas elecciones hubo un costo por elector de 169,30 pesos, mientras que en las elecciones nacionales el costo por elector fue de 119,70 pesos.

“No creo que sea más barato. Durante el último proceso electoral, por lo menos hasta diciembre, los partidos devolvieron lo que no usaron para impresión de boleta. Hay algo para mirar en ese punto, acerca de cómo está regulado y cómo se liquida. Pero no me parece que la boleta única papel sea la forma de darle solución a este tema”, sentenció Quiodo.

Seguir leyendo

Las más leídas