fbpx
Conectate con El Argentino

Seguridad

Cayeron con 150 kilos de cable que habían robado

Una investigación por la sustracción de materiales que afectaban a la prestación del servicio de fibra óptica en Zárate permitió la detención de dos de los implicados

Publicado hace

#

Dos hombres, de 44 y 48 años, quedaron aprehendidos y acusados de formar parte de una banda que se dedicaba al hurto de cables y otros materiales, como baterías y elementos de fibra óptica, que se venían registrando en el partido bonaerense de Zárate y alrededores.

Tras la denuncia, radicada por la empresa Telecom Argentina S.A., cuyos clientes se veían perjudicado en el servicio por la sustracción del cableado y otros artefactos, se abrió una investigación ante un Juzgado Federal de Zárate-Campana.

Luego de establecer que esos cables, baterías, entre otros objetos estaban siendo vendidos en chatarrerías de la zona, se dispusieron operativos desplegados por efectivos de la División Investigación Contra el Robo Organizado de la Policía Federal Argentina.

De esa manera, se detuvo a estos dos sujetos, en un allanamiento a una vivienda donde se acopiaba lo sustraído, para luego ser vendido en el “mercado negro” y en consecuencia, varios depósitos y chatarrerías también resultaron inspeccionados.

En los procedimientos se secuestraron grandes cantidades de cables negros preensamblados, tensores, cobertores aislantes y cobre con restos de cable por un peso aproximado de 150 kilos, nueve baterías de radio base de comunicaciones y otros de interés.

En la causa, a cargo del juez federal Elpidio Portocarrero Tezanos Pinto, los aprehendidos quedaron imputados, tanto por el hurto de esos materiales, como por el delito tipificado como “interrupción o entorpecimiento en las telecomunicaciones”.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

«Quiero saber cómo llegó mi hijo a ese lugar», pidió el padre del menor baleado

«Quiero saber cómo llegó mi hijo a ese lugar», se preguntó esta mañana Laurentino, padre del adolescente -del que se reserva su nombre por ser menor de edad-, en la puerta del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Publicado hace

#

El padre del adolescente de 14 años que fue hallado con un disparo en la cabeza junto a las vías del ferrocarril Belgrano Norte, en el barrio porteño de Palermo, pidió saber de qué manera su hijo llegó a ese sitio, y si bien los investigadores aún intentan determinar si fue víctima de un delito o si intentó suicidarse, el ministro de Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro descartó la hipótesis de una tentativa de secuestro extorsivo.

«Quiero saber cómo llegó mi hijo a ese lugar», se preguntó esta mañana Laurentino, padre del adolescente -del que se reserva su nombre por ser menor de edad-, en la puerta del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, ubicado en el barrio porteño de Palermo.

El hombre dijo a la prensa que su hijo fue encontrado con un disparo en la cabeza junto a las vías del ferrocarril Belgrano Norte, a la altura del predio de la empresa de residuos Cliba, en el barrio de Palermo.

Laurentino pidió que si alguna persona vio a su hijo llegar al lugar que por favor se acerque a la Policía para declarar.

«Nos enteramos por un llamado. No sabemos nada más», indicó el hombre, quien agregó que el menor se encuentra internado en coma farmacológico.

Fuentes sanitarias informaron que el adolescente continúa en terapia intensiva, “con sus parámetros clínicos estables”.

“Se prevé que a partir del día martes, pasadas las 48 horas de su intervención quirúrgica, comenzará a despertarse y tomar conciencia, al igual que respirar por sus propios medios. Evoluciona favorablemente”, indicaron las fuentes sobre el estado de salud del paciente.

En tanto, voceros judiciales confirmaron que continúan con la investigación para establecer si el adolescente fue víctima de un delito en el que le dispararon en la cabeza o fue un intento de suicidio.

En el lugar donde fue encontrado, se secuestró un revólver calibre .22 y un teléfono celular, indicaron las fuentes.

«Estamos analizando a la familia, no por si tienen antecedentes, sino a nivel relaciones, entre ellos, estado emocional del chico, etcétera», aseguró un investigador.

De todas formas, el ministro D’Alessandro salió a descartar en declaraciones radiales que hecho está vinculado a un intento de secuestro extorsivo y relativizó el mensaje que recibieron los familiares en el que les exigieron 40 mil pesos de rescate para liberarlo sano y salvo, ya que consideró que pudo haber sido realizado por personas que aprovecharon la desesperación de los padres.

«Lo que se estila ahora (en casos de desaparición de personas) es publicar en redes sociales, digo esto porque en un momento se habló de secuestro, y la verdad que, obviamente si bien no se descarta nada, y acá hay un fiscal que realmente trabaja de forma muy profesional que es Santiago Marquevich, lo que se pudo detectar es que una vez que subieron a redes sociales el mensaje para dar con el paradero del joven, el padre, que había publicado el teléfono, recibe un mensaje solicitando 40.000 pesos para que el chico vuelva a aparecer. Esto es lo que comúnmente se conoce como una estafa», dijo.

El adolescente se encontraba desparecido desde el viernes pasado cuando su familia denunció que no había llegado al colegio Lenguas Vivas de Palermo, donde cursa el primer año de la secundaria, ni había regresado a su hogar.

Según precisaron las fuentes, la familia recibió un mensaje en el que le informaban que se trataba de un secuestro extorsivo y en el cual le solicitaron una suma de dinero como rescate por el menor.

Tras analizar la comunicación, el Departamento Antisecuestros de la Policía Federal Argentina (PFA) y el fiscal Marquevich, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), establecieron que el mensaje se envió desde un celular activado en las cercanías de la cárcel bonaerense de la localidad de Florencio Varela, al sur del conurbano.

Los investigadores intentan determinar si ese mensaje extorsivo fue realizado por internos de algún penal de la zona -las Unidades 23, 24, 32 y 42 del Servicio Penitenciario Bonaerense-, luego de conocerse la difusión de la búsqueda del adolescente por parte de la familia en las redes sociales.

En tanto, ayer a la madrugada el padre del menor recibió un llamado de parte de su hijo quien con vos entrecortada le decía que se encontraba en un «lugar lleno de piedras».

Agentes federales del Departamento Antisecuestros de la PFA analizaron la comunicación y establecieron el lugar donde se encontraba el adolescente.

El fiscal Marquevich se encuentra a la espera de la evolución del menor mientras ordenó una serie de diligencias para establecer si efectivamente fue víctima de un delito.

El Argentino

Seguir leyendo

Las más leídas