fbpx
Conectate con El Argentino

Entrevista

José María del Corral: “La comunidad es la que educa”

El teólogo, pedagogo y director mundial de Scholas Ocurrentes, que coordina la propuesta pedagógica creada por Francisco, conversó con El Argentino sobre la profundidad y el alcance del proyecto desde su sede en el Barrio Padre Mugica.

Publicado hace

#

José María del Corral se puso su guardapolvo blanco y se sentó junto a las piezas de cerámica moldeadas por los jóvenes de Scholas. El lugar era luminoso, un mural destellante en distintas gamas de rojo completaba una de las paredes laterales. Los ventanales inmensos dejaban ver a un lado las casas de los vecinos y vecinas del barrio, al otro las vías del tren y el puente. 

Foto: Matías Sastre

-¿Cómo fue el proceso de construcción de Scholas en el barrio Padre Mugica?

-Este barrio tiene mucho que ver con el origen de Scholas. Mientras sonaban las cacerolas del «que se vayan todos», al padre Jorge Bergoglio le preocupaba qué le pasaba a los pobres. Y arrancamos reuniendo a los jóvenes, para que se comprometieran en buscar soluciones desde ellos a los problemas que ellos mismos compartían. Convocamos a chicos evangélicos, musulmanes, católicos y judíos de escuelas públicas y privadas. «No venimos a enseñar nada, venimos a escucharlos y a que se puedan escuchar ustedes, a generar un espacio», les dijimos. Exigieron en la Legislatura una Ley, querían ser protagonistas de su propia educación, conectar su vida con la educación, encontrarse, soñar, encarar juntos sus problemas y tuvieron tanta fuerza que lograron pasar de la Comisión de Educación por despacho de mayoría al recinto, y un mes después la ley 2.169 se aprobaba por unanimidad. Cuando Jorge Bergoglio vio que los pibes con orígenes tan distintos eran capaces de llegar a un acuerdo, de tener un sueño compartido, una utopía, dijo «vamos por acá», y ahí nacieron las Escuelas de Vecinos. Luego, cuando Bergoglio fue  elegido Papa, se convierten en Scholas, Escuela para el Encuentro. 

-¿Qué recuperan de Mugica?

-Es parte de esta historia de luchar, de creer que el verdadero camino es la educación, donde se recupera una cultura que tiene que ver con la pelota de trapo. Scholas promueve la Liga Mundial de Pelota de Trapo, y mientras que a Messi la FIFA le entregaba el Balón de Oro, yo personalmente de parte de Francisco, le entregaba la pelota de trapo. Messi me dijo: «A mí me entregaron muchos trofeos, nunca una pelota de trapo hecha por un pibe de Scholas en Mozambique, en África. Esta la voy a guardar en mi casa porque tiene otro valor». Scholas tiene tres patas: deporte, arte y tecnología. El Papa, cuando lanzó el proyecto a nivel mundial, el 13 de agosto del 2013, lo hizo de la mano de Messi y Buffon, que eran los dos capitanes. La educación que estamos promoviendo es la que viene de abajo para arriba. 

-¿Cómo se construye ese puente? 

-Miraba por esta ventana y veía la UBA, tan cerca y sin embargo tan lejos para un pibe del barrio. Fuimos a pedirles que cruzaran el puente y hoy están acá. En medio de la pandemia inauguramos el CBC en Padre Mugica, en Scholas. En un año se triplicó la matrícula del CBC, es la que más gente tiene. No se trata simplemente de un puente de ladrillos, sino de un puente cultural que solamente lo puede construir una educación distinta.

-¿Cómo fue tu llegada a Roma cuando asumió el Papa Francisco?

-Aquel 19 de marzo del 2013, no tenía dinero, ni pasaporte, sufro de vértigo, no me gustan los aviones, pero sentí la necesidad de estar con él allá. Logré llegar a Santa Marta, entré y cuando me estaban por venir a echar, se abrió la puerta del ascensor y apareció él. Nos abrazamos, lloramos. Me dijo: «¿Qué haces? Estás loco ¿Cómo te viniste? Le dije a mi familia que no viniera, así que te pido que mañana en la misa que asumo te quedes en su lugar». Estoy con mi esposa Ana y Sergio, un cartonero. Respondió: «Vos y él al lado». Al día siguiente, nos sentamos, salió Francisco, nos miró, sonrió. Con el tiempo quedó en Roma instalado que fue el primer mensaje que dio el Papa. Reinterpretaron que él habla por los gestos, y que el gesto era la educación pública con todo lo que representa el guardapolvo blanco, el trabajo, el cartonero, el luchador que se esfuerza. En esa primera misa el mensaje fue: «hay que unir la educación y el trabajo».

Foto: Matías Sastre

-¿Cómo trasladan ese proyecto político, social, teológico y filosófico al corazón del barrio Padre Mugica?

-Esta filosofía, que es una experiencia de vida, es volver a recuperar el saber por gusto y el saber por gusto se llama sabiduría. Nosotros no enseñamos cosas, para eso dejamos a las grandes empresas de tecnología. Aprendemos a vivir. Se enseña cuando un grupo de pibes agarra un pincel y pueden mostrar sus miedos y sus angustias, y se pueden conectar con lo que sienten. La educación que nosotros proponemos empieza por escuchar. El buen docente primero se calla y escucha, porque si hay escucha puede haber creatividad, y si puede haber creatividad no estaríamos repitiendo un sistema o una historia, sino creando algo original. Ante la globalización que viene de arriba para abajo, nosotros devolvemos el encuentro de culturas donde cada uno vaya por su propia identidad. Para el Papa la educación no es la uniformidad, es el encuentro de identidades, y eso es lo que generamos con estas experiencias.

-¿Qué proyectos hay por delante?

-Llegar a todos los países del mundo, estamos en 70. Donde hay un pibe, una piba, hay que ir. Fuimos a hacer una experiencia a Haití en 2015. Una de las jóvenes, a tres meses de regresar, me dijo: «quiero volver y quedarme allá”. La comunidad es la que educa. En los momentos más difíciles, los diplomáticos le escribieron una carta al Papa diciendo que los chicos y las chicas de Scholas eran los únicos que se quedaban, que no se fueron en un helicóptero y no tienen autos blindados, usan transporte público. El proyecto es que se vayan creando comunidades educativas en todos los rincones como una manera nueva de habitar, es cultural y este es el gran desafío que tenemos.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Entrevista

Nito Artaza, sincero: “Hubiese querido tener un hijo con Cecilia. Asumo que se nos pasó el momento”

Artista de años en el escenario y con un largo camino en la política, reconoce su gran pendiente con Cecilia Milone, habla de la segunda boda que celebrarán y de su abuelazgo.

Publicado hace

#

El-Argentino-Noelia-Santone

Por Noelia Santone

Uno de los grandes referentes del teatro de revistas, género que sigue cosechando éxitos a lo largo de los años, Nito Artaza volvió a Calle Corrientes con Cobra K, en el Premier. “Creo que hay un público de revista del interior y del exterior que nos visita, pero tiene un tiempo limitado: lo vamos a hacer por un mes y medio. Pero estoy feliz de estar hace tantos años en la Calle Corrientes, llevo hechos cuarenta y pico de espectáculos….


¿Qué se viene para la temporada de verano, que tantas satisfacciones te dio?
-Hemos decidido que voy a acompañar a una producción que estamos haciendo con Alzúa (Juan), Lorena Liggi y Alejandro Angelo en el teatro Corrientes, en Mar del Plata, donde me subiré yo me subiré al escenario, y estaré acompañado por grandes artistas, entre ellos Alejandro Rubiolo. Y en mi teatro, que es el Enrique Carreras, también en Mar del Plata, va a haber una comedia porque se lo vuelvo a alquilar a Aldo Funes (otro productor teatral). Y voy a estar en esa ciudad porque Cecilia va a estar haciendo Drácula, ese éxito espectacular. Donde puedo la acompaño porque es un máster en teatro ver ese espectáculo. Y acabo de comprar los derechos de dos comedias musicales para hacer en Calle Corrientes en el 2023: una junto a Cecilia y otra, con Pepe Cibrián. Así que produciré esos dos musicales internacionales.


-¿Pudiste conocer a Muna, tu nieta que nación en Pandemia, de tu hija Sabrina radicada en Francia?
Con Muna hacemos a diario una videocámara porque hay un horario que es antes de irse a su jardín que empieza a pedir hablar conmigo. Habla conmigo y con Cecilia, balbucea y siempre tiene algo nuevo, hace sanata como diríamos. Está hermosa. Me vuelve loco. Extraño mucho a mi hija y al padre de la nena, pero estamos en permanente contacto. Y en noviembre iremos con Cecilia a visitarla.
-¿Cómo te definirías como abuelo?
-Es una canal de amor nuevo. Yo tengo a mis tres hijos, los adoro, tengo una relación hermosa con cada uno, pero la aparición de una nena es la aparición de otro canal de amor. No quiero perder este momento de su infancia y tan hermoso que es al ser un bebé. Ellos me dieron la sorpresa de que vinieron el año pasado para mi cumpleaños, así que yo voy a ir para allá ahora.

NITO Y CECILIA MILONE EMPEZARON A SER PAREJA EN 1999


Amores como el nuestro. La historia de encuentros y desencuentros entre Nito y Cecilia arrancó en 1999 mientras trabajaron juntos. Durante siete años mantuvieron una relación paralela al matrimonio del artista con Cecilia Oviedo hasta que el escándalo mediático estalló porque ella recibía todo tipo de amenazas. Hasta que después de un tiempo se reencontraron trabajando y volvió a surgir el amor que tuvo su primera boda en el 2006, en Corrientes, provincia natal de Artaza. Y en el 2024 renovarán sus votos con una nueva boda y festejo junto a todos sus seres queridos.
-¿Te hizo picar el “bichito”, tal vez, de adoptar un hijo con Milone?
-Con Cecilia tenemos bien en claro que este es nuestro momento de jubileo, que no quiere decir de jubilados, porque estamos haciendo de todo. Creo que, lamentablemente, y en eso me hago responsable yo, nos pasó el momento para tener un hijo. Hubiese querido que, sinceramente, esta relación hermosa, tan fuerte de amor, tengamos un bebé. Pero no lo planteamos así, no lo tenemos como proyecto. Quizá, lo proyectamos a través de Muna, del amor que le damos a nuestros hijos. Cecilia hace mucho por la unión de la familia y tenemos puesta la energía puesta en la pareja y en nuestros proyectos.

COMO SENADOR, ARTAZA PRESENTÓ 300 PROYECTOS. ALGUNOS DE ELLOS SE CONVIRTIERON EN LEY


Nito y la política. Como senador de la provincia de Corrientes, presentó 300 proyectos de los cuales, algunos de ellos, se convirtieron en ley como el adelanto de aguinaldo para los 6.000.000 de trabajadores antes del 25 de diciembre, las cuenta sueldo gratuitas para los trabajadores que antes se lo descontaban de la tarjeta de débito.
-Desde siempre sos un artista que hace política, ¿aceptarías un nuevo cargo que te propongan para el 2023?
-Yo siempre voy a estar del lado progresista, del lado nacional y popular, de algún proyecto que la nación necesita. Estoy poniendo mucho esfuerzo para que Corrientes, que hace 63 años tiene una única universidad compartida con el Chaco que la une, pueda tener otra universidad nueva con nuevas carreras para los jóvenes del centro sur de la provincia. Casi todas las provincias tienen su propia universidad y Corrientes no la tiene con identidad. Es un proyecto que presenté siendo senador y ahora estoy trabajando con el ministro de economía en el sentido de convencerlo como a los legisladores también para que se apruebe una nueva universidad en Corrientes, que es tan necesaria. Y voy a seguir haciendo política tanto en mi provincia como acá también.


-¿Y eso qué incluiría?
-Que, si se da la oportunidad, seguiré… Tengo un partido propio que se llama Cambio Popular en Corrientes y acá estoy con el Frente Renovador. Lo peor que podemos hacer es la antípolítica. Hay que hacer política y convencer a los jóvenes de que se revelen contra las injusticias. Me preocupa que haya jóvenes que estén militando sobre la derecha y no sobre la izquierda como tendría que ser en este momento.


-¿Qué opinión te merece Roberto García Moritán, el marido de Pampita, legislador?
Me parece que la política tiene que dejar de ser confrontación constante para salir en los medios. Son como los artistas a veces los políticos: hacen un escándalo para posicionarse. Pero eso dura un ratito nada más. Hay que ser muy solvente presentando proyectos. Trabajo mucho y sigo insistiendo por el tema del gas natural en mi provincia. La Argentina tiene que dejar de lado la confrontación para encontrar acuerdos, pactos políticos. Y no personas que, a veces, aparecen que piensan que, llenando de incertidumbre, de pesimismo… La Argentina tiene un gran futuro, necesita pacificar porque tenemos lo que muchos países requieren como el Mar Argentino, el Litio, los productos primarios, el petróleo, turismo. La Argentina vuelve a desafiarse a si misma en salir adelante y lo va a hacer. Un día le vamos a acertar, ese es mi pronóstico.

Seguir leyendo

Las más leídas