fbpx
Conectate con El Argentino

Cambio climático

Ecocidio agropecuario: casi 23 millones de hectáreas en sequía

El extractivismo agropecuario cambió el clima en los últimos 25 años. Ahora las consecuencias son fatales. Los detalles.

Publicado hace

#

La superficie sembrada que se encuentra bajo condición de sequía severa – que implica una marcada falta de humedad en los suelos y el ambiente y la pérdida casi total de lo implantado- casi se triplicó en los últimos meses al sumar un total de 22,9 millones de hectáreas, concentradas mayormente en el área agrícola central del país, según el último informe elaborado por la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías.

Ante la falta de precipitaciones, el área con sequía severa se extendió desde las 7.166.428 hectáreas registradas en septiembre a 22.935.713 hectáreas en octubre, con foco en el norte de la provincia de Buenos Aires, sur de Entre Ríos, centro-sur de Santa Fe y noreste de San Luis.

Así, el crecimiento de la superficie que se encuentra bajo condición extrema fue de 15,8 millones de hectáreas en solo un mes; mientras que la extensión total bajo condición de sequía avanzó de 22,3 millones de hectáreas a un total de 163,6 millones en el mismo período.

En su último informe, la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías -integrada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, el Servicio Meteorológico Nacional y demás organismos nacionales y académicos- detalló que 78 partidos bonaerenses, 17 distritos de Córdoba, 13 de Santa Fe, 9 de Entre Ríos y 8 de San Luis se encuentran bajo condiciones de sequía severa.

Esto se da en un contexto en el que persisten «las condiciones de déficit hídrico en la región central del país», en especial en la denominada zona productiva núcleo que comprende al norte de Buenos Aires y el sur de Córdoba y Santa Fe.

De cara al futuro el dato a tener en cuenta es que durante el último fin de semana se registraron eventos de lluvia locales que favorecieron el almacenaje de agua en suelo, algo que hasta el momento no alcanza para revertir las condiciones de sequía.

En cuanto a la humedad en los suelos, el trabajo señaló que «se observan valores bajos de humedad del suelo e insuficiente para la demanda de aquellos maíces que fueron sembrados en el norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe, sur de Córdoba y oeste de Entre Ríos».

Todo esto generó el «retraso en fechas de siembra, fuerte impacto en ganadería, con descarga de campos, ventas de vientres y suplementación», detalló el informe de la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías.

Por su parte, el último informe sobre estimaciones agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) señaló que si bien durante la semana se logró un avance en las labores de siembra de soja de 9,6 puntos porcentuales (pp), el retraso en la implantación de la oleaginosa es de algo más de 17 pp respecto a la campaña anterior.

De hecho, en algunas zonas como el núcleo sur o el centro-este de Entre Ríos, ese retraso escala a los 33,5 y 37,2 pp respectivamente, lo que podría tener considerables efectos en los potenciales rendimientos del cultivo.

A la fecha, las labores de implantación de la soja se posicionó en el 29,1% de las 16,7 millones de hectáreas previstas para el cultivo.

Por el lado del maíz, los avances de las sembradoras son casi nulos, con progresos semanales de 1,6 pp hasta cubrir el 25,4% de las 7,3 millones de hectáreas estipuladas.

No obstante, el cultivo más golpeado por esta sequía, que en algunos sectores puntuales de la zona centro se tradujo en la falta de lluvias importantes desde abril de este año, es el trigo, que de no mediar nuevos recortes, la producción caerá 45% respecto a la campaña pasada al pasar de 22,4 a 12,4 millones de toneladas.

Respecto a las posibilidades de que se concreten lluvias durante las próxima semana, la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías proyectó precipitaciones por debajo de lo normal, mientras que en la segunda semana «predominan los valores normales», con temperaturas también por encima de la media.

Por último, en el área afectada con condiciones de sequía severa se espera para el próximo trimestre mayor probabilidad de ocurrencia de lluvias, aunque todavía por debajo de lo normal para la época y con temperaturas superiores a la media.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Medio país bajo alerta meteorológica

Seis provincias se encuentran con amenazas de tormentas fuertes; otro tanto por calor intenso y una por viento.

Publicado hace

#

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió hoy alertas amarillas por tormentas para sectores de las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, San Luis, Mendoza y San Juan, y otra por vientos para todo el territorio de Tierra del Fuego; mientras que rige una advertencia por temperaturas extremas por calor para localidades de Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Salta y Buenos Aires.

En el centro del país las áreas afectadas por tormentas de variada intensidad, pudiendo ser algunas localmente fuertes, son el sur de Córdoba, el norte de La Pampa y la casi totalidad de la provincia de San Luis.

En estas zonas se esperan valores de precipitación acumulada entre 20 y 45 mm, pudiendo ser superados en forma puntual, según pronosticó el SMN.

El nivel amarillo también se extiende al este de San Juan, al Noreste de Mendoza y a gran parte del centro de la Provincia de Buenos Aires, en localidades como Azul, Rauch, Tapalqué, la zona baja de Benito Juárez, Tandil, Bolívar y Pehuajó.

Según el SMN, las áreas serán afectadas por tormentas que estarán acompañadas de intensas ráfagas, ocasional caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos períodos.

A su vez, el organismo emitió a las 8:29 un aviso a corto plazo por tormentas fuertes con lluvias intensas y ráfagas para las ciudades correntinas de Curuzú Cuatiá, General Alvear, Mercedes, Paso de los Libres y San Martin, que se mantendrá vigente durante dos horas desde su emisión.

Entre las recomendaciones, el organismo meteorológico pidió a los habitantes no sacar la basura; evitar actividades al aire libre; no refugiarse cerca de árboles y postes de electricidad; no permanecer en playas, ríos, lagunas o piletas para minimizar el riesgo de ser alcanzado por un rayo; mantenerse alejado de artefactos eléctricos y evitar el uso de teléfonos con cable.

Por otro lado, rige una alerta por vientos para todo el territorio de Tierra del Fuego, donde se prevén que sean del sector oeste con velocidades de entre 50 y 70 kilómetros por hora, y ráfagas que pueden superar los 90 kilómetros por hora.

Para la población de esta provincia, el organismo nacional recomendó evitar actividades al aire libre, asegurar los elementos que puedan volarse y mantenerse informado por autoridades.

Además, el SMN emitió una alerta naranja por temperaturas extremas para la localidad correntina de Monte Caseros, donde se vienen registrando marcas térmicas elevadas desde hace días y para esta tarde se espera una máxima de 36 grados.

El nivel naranja implica un calor intenso con un efecto «moderado a alto en la salud» que puede ser «muy peligroso», especialmente para los grupos de riesgo.

Además, rigen alertas amarillas por temperaturas elevadas para toda la provincia de Misiones y Formosa, gran parte de Corrientes, el este de Salta, el norte y sureste de Chaco, y un pequeño sector de la provincia de Buenos Aires en las zonas serranas de Tandil, Necochea, Lobería y Benito Juárez.

Esas zonas están bajo advertencia meteorológica por temperaturas que «pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como niños y niñas, personas mayores de 65 años, con enfermedades crónicas».

Finalmente, el SMN recomendó a los habitantes de estas zonas mantenerse hidratada, no exponerse a las altas temperaturas, evitar realizar actividad física, y usar ropa liviana y de colores claros.

También pidió evitar las bebidas con cafeína, con alcohol o muy azucaradas, ingerir verduras y frutas, evitar comidas muy abundantes y prestar atención a los bebés, niños, niñas y a las personas mayores.

Seguir leyendo

Las más leídas