fbpx
Conectate con El Argentino

Trabajo

Arranca la presencialidad plena para trabajadores y trabajadoras de la administración pública

De todos modos, ahora también los trabajadores deberán continuar respetando recomendaciones generales para prevenir nuevos contagios de coronavirus y de otras enfermedades respiratorias.

Publicado hace

#

Los trabajadores de la administración pública regresarán este lunes a la presencialidad plena, de acuerdo con el decreto del Gobierno nacional que estableció como fecha límite el 1 de mayo para poner fin a la modalidad de trabajo remoto, tras haber superado la etapa crítica de la pandemia de coronavirus.

A poco más de dos años de la irrupción de la Covid 19 en el país, hoy dejan de estar vigentes los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que establecieron mecanismos laborales virtuales como parte de las medidas de cuidado dispuestas para frenar los contagios en el país.

«Cada jurisdicción, organismo y entidad de la administración pública nacional (…) deberá disponer el retorno a la modalidad de prestación de servicios que era habitual en forma previa a la vigencia del Decreto 260 del 12 de marzo de 2020 y sus modificatorios», resolvió la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Jefatura de Gabinete, a través de la Resolución 58/2022, publicada el mes pasado en el Boletín Oficial.

Un primer paso ya había sido dado a mediados de agosto pasado, cuando los empleados estatales empezaron a retornar a sus puestos de trabajo, aunque bajo un esquema mixto que combinó tareas remotas y «presencialidad programada».

En aquel momento, la norma dictada por el Gobierno fijó la presencialidad para «los trabajadores que hubieren recibido al menos la primera dosis de cualquiera de las vacunas destinadas a generar inmunidad contra la Covid-19», autorizadas en la Argentina, luego de 14 días posteriores a la inoculación.

Para ese período iniciado en agosto del 2021, el Estado reacondicionó sus sedes, de acuerdo con parámetros establecidos por las autoridades sanitarias para mantener los cuidados que, además del uso de barbijo y la sanitización, obligó a espaciar el número de personas en un mismo ámbito.

Aquella norma fue dictada a partir de la certeza de que se habían alcanzado «altas coberturas de vacunación con una dosis» y que se había registrado un «descenso de casos en la gran mayoría de las jurisdicciones».

De todos modos, ahora también los trabajadores deberán continuar respetando recomendaciones generales para prevenir nuevos contagios de coronavirus y de otras enfermedades respiratorias.

¿Qué pasa con la vacunación?

En paralelo y de acuerdo con la resolución firmada el mes pasado por la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, los organismos estatales deben solicitar los certificados de vacunación a sus trabajadores.

En el caso de aquellos que hayan desistido de vacunarse contra el coronavirus deberán «firmar una Declaración Jurada expresando que han recibido y comprendido la información vinculada a la vacunación y que asumen toda responsabilidad derivada de la conducta que adopten».

También, los no vacunados tienen que comprometerse a «tomar los recaudos necesarios para evitar los perjuicios que su decisión pudiere ocasionar al normal desempeño del equipo de trabajo que integran».

Personas exceptuadas

Para esta vuelta definitiva a la presencialidad, el Gobierno dispuso que seguirán «exceptuadas» las personas que acrediten documentación médica por pertenecer a grupos de riesgos.

«Solamente hoy siguen trabajando de manera remota aquellas personas que tienen algún tipo de inmunodepresión, una comorbilidad, que establece muy claramente los incisos 5 y 6 de la última resolución de Salud, una situación que impide, con acreditación de certificado médico, la asistencia presencial», explicó en su momento Castellani.

Los exceptuados a prestar servicios de manera presencial son, por un lado, las personas con inmunodeficiencias congénita, asplenia funcional o anatómica, anemia drepanocítica y desnutrición grave, con VIH (dependiendo del status) y pacientes que tomen medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis.

En este grupo también figuran los pacientes oncológicos y trasplantados: con enfermedad oncohematológica hasta seis meses posteriores a la remisión completa, con tumor de órgano sólido en tratamiento y los trasplantados de órganos sólidos o de precursores hematopoyéticos.

Además, según los parámetros del Ministerio de Salud, «aquellos trabajadores que tengan diagnóstico de Covid-19, que no hayan requerido internación, podrán reincorporarse a sus lugares de trabajo sin necesidad de presentar resultado de test negativo ni certificado de alta».

Con todo, la resolución que empezó a implementarse este domingo advierte que «aquellos trabajadores que no cumplan con la modalidad de servicios exigible serán pasibles de las sanciones que correspondan de conformidad con el régimen disciplinario aplicable».

El Argentino

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Bancarios: 94% de paritaria y bono de 185.500 pesos

Así lo informó oficialmente la AB, que conduce el diputado nacional Sergio Palazzo.

Publicado hace

#

El-Argentino-bancarios-asociacion-bancaria-marchajpg

La Asociación Bancaria (AB), que lidera Sergio Palazzo, y las cuatro cámaras del sector acordaron hoy la paritaria 2022 con un aumento salarial total del 94,1% en cuatro tramos, incluidos los adicionales, sobre el sueldo vigente a diciembre de 2021, con lo cual el haber inicial desde septiembre será de casi 202 mil pesos.

Las partes convinieron también que los trabajadores percibirán por el Día del Bancario un bono inicial de 185.500 pesos y que habrá revisión del acuerdo en diciembre próximo.

«Luego de arduas negociaciones, se logró un aumento anual del 94,1%, incluidos todos los adicionales, por lo que a partir del 1° de septiembre se incorporará al salario una mejora del 14%, desde octubre otro 10, otro tanto en noviembre y un 9% en diciembre», informaron Palazzo y el secretario de Prensa, Claudio Bustelo.

Los dirigentes indicaron que esa recomposición de los haberes será aplicable sobre los ingresos vigentes a diciembre de 2021, por lo que los salarios iniciales de los bancarios (incluida la participación en las Ganancias -ROE-) serán de 201.924,72 pesos en septiembre, 214.155,18 en octubre, 226.385,63 en noviembre y 237.393,03 pesos en diciembre.

Esa suma se instrumentará con un salario en septiembre de 196.251,70 pesos más 5.673,02 pesos por participación en las Ganancias; en octubre de 208.138,54 más 6.016,64; en noviembre de 220.025.38 más 6.360,25 y, en diciembre, de 230.723.53 más 6.669,50 pesos, explicaron los dirigentes gremiales en el documento de prensa.

Habrá nueva revisión del acuerdo salarial en diciembre de este año y, el retroactivo al 1° de septiembre último será abonado antes del sábado 15 de octubre próximo, afirmaron.

Además, el bono inicial por el Día del Bancario, el 6 de noviembre próximo -que es día no laborable- será de 185.500 pesos, aseguraron los gremialistas, quienes enfatizaron que «una vez más el sindicato mantuvo la premisa de garantizar en toda paritaria la defensa irrestricta del poder adquisitivo de todos y cada uno de los trabajadores» de la actividad.

El acuerdo salarial fue firmado esta tarde en el piso 18 del Ministerio de Trabajo, en la Avenida Leandro N. Alem al 600 de la ciudad de Buenos Aires, y participaron, además de Palazzo y otros dirigentes de la conducción y los paritarios nacionales, el ministro del área, Claudio Moroni, y la titular del Banco de la Nación Argentina (BNA), Silvina Batakis.

El acuerdo paritario contempló a las cámaras ABA, ABE, Adeba y Abappra y al Banco Central (BCRA), en el contexto de una paritaria que rige de diciembre a diciembre.

Seguir leyendo

Las más leídas