fbpx
Conectate con El Argentino

Servicios

El boom de las piedritas sanitarias

Por Fernando Bersi.

Publicado hace

#

Por Fernando Bersi.

En Argentina ya se venden por año 120.000 toneladas de granulados sanitarios para gatos. El mayor porcentaje corresponde a las clásicas piedritas blancas –diatomea- pero cada vez ganan más mercado variedades más sofisticadas: piedras aglomerantes –bentonita-, pellets de pino y sílicas. Más allá de cualquier diferencia, todas tienen el mismo objetivo: neutralizar el penetrante olor que emana el pis de gato.

El crecimiento sostenido de las ventas se explica por varios motivos. En primer lugar, somos mascoteros por naturaleza. Argentina es el país de la región con más mascotas por habitante, en el 78% de las casas hay al menos un animal de compañía. En el ranking nos siguen Chile -71%- y México -54%-. En la diferenciación por especie, los estudios dicen que convivimos con aproximadamente unos 3 millones de gatos.

Como decíamos, a pesar del surgimiento de nuevos productos, aún hoy la porción más importante del mercado se lo lleva la diatomea: alrededor del 80% de los argentinos compra la tradicional piedrita blanca. ¿Por qué? Una razón, el valor, es el granulado sanitario más económico. Otra, se encuentra en diferentes puntos de venta: veterinarias, pet shops, supermercados, almacenes de barrio. Otra causa, no menos importante, durante muchos años fue el único sanitario que existía, o al menos, que se conocía. 

La diatomea proviene de un solo lugar, del sur del país, más precisamente de Ingeniero Jacobacci, Río Negro. La de mejor calidad se utiliza principalmente para la elaboración de cerámicas. Con el descarte se producen las piedritas sanitarias. Una vez extraída, se deja airear la diatomea en grandes playas, cuando está bien seca se pasa por una molienda, luego se rompe a martillazos para terminar el proceso atravesando una zaranda.

Cada empresa sugiere un tamaño de granulado. “El rendimiento del producto te lo da la granulometría”, dice Hernán Gandini, 44 años, con más de la mitad de su vida en el rubro de los productos para mascotas. “Una buena elección hace que la piedra se vuelva más liviana, entonces la orina queda atrapada más arriba, no va al fondo y así no se desaprovecha producto”, concluye el propietario de la Distribuidora H&G y creador de Wondercat, una línea de granulados sanitarios que cada día gana más espacio en un terreno con pocos jugadores pero tan grandes que hasta tienen yacimientos propios.

Por otro lado, los cambios en las costumbres cotidianas además de impulsar el crecimiento de las ventas, también fomentan la aparición de nuevos productos sanitarios. Hasta hace unos años, unos veinte digamos, había muchos gatos callejeros y los que tenían hogar disponían de muchas libertades, para ellos, cualquier pedacito de tierra les servía para hacer sus necesidades. Ahora que la mayoría de los gatos viven encerrados y en espacios cada vez más pequeños son imprescindibles artículos que enfrenten mejor el insoportable olor del pichín de gato.

En la actualidad, la vedette de los sanitarios es la bentonita. En algunas zonas florece de forma natural y en otras hay que trabajarla con máquinas. La calidad depende de cada veta, las que utilizan las marcas súper premium son tan absorbentes que para un gato, una bolsa de solo cuatro kilos puede rendir hasta un mes. Las hay de diferentes tamaños y hasta con forma de esferas. Al entrar en contacto con la orina se forma una pelotita dura como una de golf.

“Además de rendir mucho más que la diatomea, al solidificar el pis la bandeja siempre está seca, así evita la formación de bacterias por lo que se elimina la posibilidad de que la litera se transforme en un foco infeccioso”, sostiene Gandini. “Es muy importante la capacitación, al principio, en puntos de venta, con solo una tabla, dos caballetes y una jeringa demostraba cómo funciona el producto. En una mañana llegué a vender 42 bolsas cuando ese local no alcanzaba a despachar tres por mes”.

“Hay un antes y un después de la pandemia. Si bien el mercado de los sanitarios venía creciendo año tras año, la convivencia forzada animó a muchas personas a probar productos que antes sentía que no necesitaba o que no era necesario pagar su costo. Una cosa era llegar a la noche y tirar lo que había en la litera y otra, muy distinta, convivir con semejante olor”, dice Verónica Elizondo, encargada de la tienda virtual piedritasparagatos.com.ar.

“Cuando arrancamos hace unos años, 9 de cada 10 pedidos correspondían a piedritas comunes, ahora las ventas están mucho más repartidas. Los clientes ya colocan al sanitario al nivel de cualquier producto, como por ejemplo el alimento, no solo se fijan en el precio, también en el rendimiento y la calidad”. 

Otra variedad de sanitarios que rápidamente se ganó un lugar importante en las góndolas es el pellet de pino. El llamado por la gente “tronquito” es buscado por su bajo precio y algunas buenas prestaciones: es ecológico, 100% natural, tiene gran poder de absorción y fundamentalmente, inhibe el olor.

Pero no todo lo que brilla es oro, el pellet de pino tiene dos grandes desventajas, una de funcionamiento y otra comercial. “Algunos clientes deciden no volver a comprar el producto porque dicen que al mojarse, se ablanda tanto que todos los rincones de la casa terminan llenos de aserrín”, afirma Elizondo.

El otro inconveniente surge porque el pellet de pino también se utiliza para calefaccionar. “La venta caliente de los sanitarios es en invierno, cuando los gatos no salen ni para orinar y la casa está poco ventilada y coincide con la alta demanda de pellets para alimentar estufas, por lo que es frecuente que en algunos períodos falte producto y eso es inadmisible”, sostiene Gandini.

La sílica gel es otra variedad de sanitario que ofrece el mercado. La más gourmet de todas. Es el producto de mayor capacidad de absorción, rinde hasta cuatro veces más que las piedritas de diatomea. Al no generar polvo no produce huellas ni manchas en los pisos. A simple vista parecen granos de sal gruesa, pero no hay manera de confundirse: cuestan cien veces más.

“Al ser importadas, su valor y disponibilidad dependen mucho del contexto económico, por momentos su precio se acerca a otro tipo de piedras y por otros se dispara notablemente”, afirma Elizondo. “Igualmente, a pesar de esos vaivenes, mantiene su nicho del mercado: tiene pocos pero fieles clientes”.

Con un principio similar que ponen en práctica los bomberos, para que un fuego no se expanda es necesario provocar un contrafuego, algunas empresas de sanitarios buscan neutralizar el olor a la orina del gato sumando a sus productos distintos tipos de fragancias.

Desde tradicionales como lavanda o limón hasta más glamorosas como blend frutal o explosión de coco. Los resultados, en los hechos, son dispares. Si uno mira la diatomea con un microscopio descubre una piedra muy porosa, si se usan fragancias líquidas el perfume penetra demasiado. Con solo tocar el paquete se siente el aroma y como se sabe, los gatos no son muy amigos de los olores fuertes.

En Wondercat utilizamos fragancias en polvo y siempre suaves. Reconozco que funciona mejor en la bentonita, ya que en la diatomea, al irse para el fondo es necesario colocar más cantidad de producto”, sostiene Gandini. “Igualmente, a ninguna de nuestras bolsas perfumadas la agarrás y sentís olor”.

El Argentino

En fin, si miramos en el espejo del tiempo, el avance del rubro es notable, en un abrir y cerrar de ojos pasamos de tener un solo producto con muchas limitaciones a una gama tan diversificada y de calidad que nadie hubiese imaginado.

Ahora bien, en este mar de variedades, ¿por cuál decidirse? Primero, la que acepte su gato. Segundo, la que permita su bolsillo. Tercero, la que mejor se acomode al tiempo que puede dedicarle a la limpieza y renovación que requiere la bandeja sanitaria. Si todavía duda, como dice la publicidad, mejor consulte a su proveedor de confianza.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Balvanera: vecinos protestan por corte de luz de Edesur

Producto del corte de suministro de energía los edificios de la zona también se encuentran sin agua.

Publicado hace

#

Vecinos y vecinas de Balvanera cortan Córdoba y Ecuador porque la empresa Edesur desde hace cuatro días que no restablece el servicio.

«No es acorde el monto que pagamos por nuestras facturas de acuerdo al servicio que recibimos«, cuenta Graciela vecina de la zona.

Producto del corte de suministro de energía los edificios de la zona también se encuentran sin agua.

Seguir leyendo
El Argentino
El Argentino
El Argentino

Las más leídas