fbpx
Conectate con El Argentino

CABA

El Gobierno porteño anunció que se hará cargo de las grúas hasta que llame a nueva licitación

El jefe de Gobierno de la Ciudad se vio forzado a tomar esta decición por la conformación un «frente anti-grúas», que reúne a las fuerzas políticas de la oposición, que convocó a una sesión en la Legislatura local para el jueves para suspender el polémico contrato de las empresas que explotan el servicio.

Publicado hace

#

Las empresas Dakota SRL y BRD-SEC operan con una concesión vencida hace 20 años que se mantiene desde 2014 con un pago mensual de 55 mil pesos. Para esta semana se había solicitado una sesión especial impulsada por el «frente anti-grúas», que reúne a las fuerzas políticas de la oposición.

El Gobierno porteño anunció este martes que tomará el control del sistema de acarreo de vehículos mal estacionados en la Ciudad de Buenos Aires hasta que defina la nueva licitación, forzado por la conformación un «frente anti-grúas», que reúne a las fuerzas políticas de la oposición, y convocó a una sesión en la Legislatura local para el jueves para suspender el el polémico contrato de las empresas que explotan el servicio.

«La Ciudad ha decidido hacerse cargo del servicio de acarreo de manera transitoria hasta tanto termine el proceso de licitación y el nuevo concesionario entre en funciones», adelantó el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, durante una conferencia de prensa encabezada por Horacio Rodríguez Larreta para explicar los alcances del nuevo examen para las licencias de conducir.

En ese marco, dijo que «la ley 6353 del 2020 dio al Gobierno un plazo de dos años para adjudicar un nuevo servicio, lo que vence el próximo 4 de diciembre. Como no es seguro que lleguemos a esa fecha con el proceso concluido es que trabajamos con el interbloque de Juntos por el Cambio en una modalidad que permita recorrer la etapa de transición y por eso decidimos hacernos cargo».

En rigor, la administración local abrió el llamado a licitación a fines de julio para renovar la concesión que permanece en manos de dos empresas -Dakota SRL y BRD-SEC- que tenían un contrato desde 1990, que venció hace 20 años, no obstante siguieron operando con prórrogas y un canon de $55.000 desde 2014.

La convocatoria de entonces se dio en medio de una oleada de cuestionamientos al «canon congelado» que pagan las prestatarias y pedidos para que les suspendan la concesión.

En la última semana, las fuerzas de la oposición anunciaron una sesión para el jueves próximo en la Legislatura local para tratar un paquete de expedientes vinculados con el servicio de acarreo, entre los cuales se incluyó la suspensión impulsada por el Frente de Todos (FDT) de la concesión actual y dos pedidos de informes al Ejecutivo sobre el sistema.

Según evaluó el legislador del FDT Juan Manuel Valdés, el anuncio del Gobierno porteño «es un logro de la oposición que constituyendo el frente anti-grúas puso sobre la mesa este negociado que recauda a expensas de los contribuyentes. Esperamos un sistema de tránsito que priorice el derecho a la circulación y no el lucro de unos vivos».

En su cuenta de Twitter, el legislador dijo que «la sesión especial del jueves sigue en pie hasta que veamos qué medida concreta tomará Rodríguez Larreta. Desde el frente anti-grúas no queremos anuncios que sean una nueva estafa».

La oposición en la Legislatura calificó de «logro» el anuncio

Legisladores del arco opositor porteño, que conformaron el «frente anti-grúa» que exige la suspensión de la licitación del sistema de acarreo en la Ciudad de Buenos Aires, consideraron como «un logro» el anuncio del Gobierno local de tomar el control del servicio temporalmente, no obstante indicaron que mantendrán la convocatoria a una sesión el jueves para debatir el tema en el recinto.

Según evaluó el legislador del Frente de Todos Juan Manuel Valdés, la decisión del Gobierno porteño «es un logro de la oposición que constituyendo el ‘frente anti-grúas’ puso sobre la mesa este negociado que recauda a expensas de los contribuyentes» y manifestó que «esperamos un sistema de tránsito que priorice el derecho a la circulación y no el lucro de unos vivos».

En su cuenta de Twitter, el legislador dijo que «hasta tanto podamos leer la resolución del Gobierno porteño, la sesión tiene que realizarse» y señaló que «no sólo debemos terminar estos 21 años sino además investigar por qué Horacio Rodríguez Larreta no hizo nada en este tiempo».

De esta manera, el diputado se refirió al anuncio de la gestión porteña de tomar el control del servicio de acarreo de autos mal estacionados en la Ciudad, que actualmente está en manos de dos empresas que operan desde hace más de 20 años con un contrato vencido, aunque prorrogado, y con un canon congelado desde 2014 establecido en $55 mil.

«La Ciudad ha decidido hacerse cargo del servicio de acarreo de manera transitoria hasta tanto termine el proceso de licitación y el nuevo concesionario entre en funciones», adelantó el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, quien remarcó que la medida fue trabajada «con el interbloque de Juntos por el Cambio (JXC)» en la Legislatura porteña.

La aclaración del funcionario fue en respuesta al llamado para la sesión especial del jueves en el Parlamento porteño, en la cual el arco opositor tiene previsto poner en debate la concesión del servicio de grúas.

Para lograr que la sesión arranque se requiere de un quórum de 31 legisladores, cifra que la oposición no alcanza dado que cuenta con 28 escaños, por lo que se especuló que las tres bancas restantes podrían ser aportadas por los diputados de la Coalición Cívica debido a las fricciones internas que atraviesa el espacio referenciado en Elisa Carrió en JxC.

Sin embargo, el titular del bloque de la CC, Facundo Del Gaiso, evaluó que «con el anuncio de hoy, donde la Ciudad se hace cargo del servicio de acarreo hasta que se adjudique, no tiene sentido realizar la sesión especial».

El Argentino

Por su parte, el legislador Eugenio Casielles, del monobloque Consenso Federal, que integra el «frente anti-grúas», dijo a Télam que «la sesión sigue en pie por ahora».

«Hoy después de tres años de trabajo intenso y de muchísimos pedidos de informes, proyectos de ley presentados y demás, podemos decir que pusimos fin a una mafia estatal que llevaba más de 21 años robándole al ciudadano. Celebro terminar con la corrupción y el negocio de amigos», sostuvo en una publicación en redes sociales.

Para Alejandrina Barry, legisladora del PTS en el Frente de Izquierda, consideró que «Larreta sostuvo el negocio de las empresas de acarreo que operan con irregularidad hace más de 20 años en la Ciudad, y ahora anunciaron que se hará cargo transicionalmente».

El diputado del Partido Obrero en el Frente de Izquierda Gabriel Solano afirmó que «el escándalo del negociado de las grúas debe investigarse hasta el final» y señaló que «la estatización anunciada por Larreta no debe bloquear la investigación de las responsabilidades de los funcionarios y su lazos con las empresas concesionarias».

Por último, Ramiro Marra, de La Libertad Avanza, también integrante del «frente anti-grúas», indicó que «21 años tuvieron que pasar para que el Gobierno de CABA decida poner fin al robo y corrupción del sistema de acarreo» y destacó que pasaron «más de dos décadas operando sin licitación y con el único fin de alimentar a los amigos del Estado».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Protesta por la tala de árboles en la Comuna 9 por la construcción de una estación de servicio

La protesta se desarrolló en la colectora de la autopista y Mozart ante “la pérdida del espacio verde y público y del arbolado urbano”, según informaron desde las organizaciones convocantes, entre ellas, Basta de Mutilar Nuestros Árboles y Vecinos de la Comuna 9.

Publicado hace

#

Organizaciones ambientalistas y vecinos de Villa Lugano y Parque Avellaneda realizaron hoy un “abrazo simbólico y una jornada de visibilización” para denunciar la tala de árboles en un predio de la autopista Dellepiane para facilitar la construcción de una estación de servicios destinada a la venta de combustibles líquidos.

La protesta se desarrolló en la colectora de la autopista y Mozart ante “la pérdida del espacio verde y público y del arbolado urbano”, según informaron desde las organizaciones convocantes, entre ellas, Basta de Mutilar Nuestros Árboles y Vecinos de la Comuna 9.

La tala de los árboles fue registrada en la obra que se desarrolla en unos terrenos que fueron concesionados por Autopistas Urbanas (AUSA) a una empresa del sector para la estación de servicio que estará sobre el margen derecho de la autopista, entre Mozart y Asturias.

El proyecto cuenta con la aprobación por parte del Gobierno porteño que otorgó, en junio pasado, la Declaración de Impacto Ambiental para el emprendimiento que abarcará una superficie total de 5.298 metros cuadrados.

“Sentimos una gran desazón porque nos siguen quitando espacios verdes. Este suelo absorbente va a ser reemplazado por dos estaciones de servicios”, dijo María Angélica Di Giácomo, de la organización Basta de Mutilar Nuestros Árboles.

Agregó que “cada vez se hace más difícil habitar y transitar en esta ciudad porque no se piensa en la salud ambiental, sino en la ganancia de unos pocos” y llamó a “defender a nuestros árboles y una vida mejor para esta ciudad cada vez con más cemento y con más tierra pública enajenada”.

Por su parte, Carla, del barrio Cildañez, consideró que “les niñes de la zona no van a tener más este espacio verde donde poder hacer actividades recreativas”, por lo cual señaló que “hay que visibilizar esta situación porque el Gobierno de la Ciudad hace solo negociados sin pensar en las vecinas y los vecinos”.

Seguir leyendo

Las más leídas