fbpx
Conectate con El Argentino

CABA

Mapa de la Policía: 32 casos en dos meses

La iniciativa de Ofelia Fernández y organizaciones de DDHH desde el 11 de julio registraron 163 denuncias.

Publicado hace

#

El-Argentino-Policía de la Ciudad

Por Néstor Llidó

Desde su lanzamiento, el último 11 de julio, el denominado Mapa de la Policía, una herramienta digital que propone construir una red de cuidados ante la violencia institucional en la ciudad de Buenos Aires, se presentó un primer reporte, que da cuenta de la existencia de 32 hechos que vincula a personal de la fuerza de seguridad porteña con estos episodios.

Por lo tanto, en solo dos meses de funcionamiento, registró 163 denuncias, de las cuales 48 pudieron verificarse hasta con el contacto directo con las víctimas, aunque se decidió dar a conocer un total de 32 casos.

Mapa de la policía.

“Uno de los más graves ocurrió en el hospital neuropsiquiátrico José T. Borda, cuando el 14 de agosto, un policía disparó su arma reglamentaria, luego de un altercado con un paciente”, se detalló, agregando que “a pesar de la gravedad del hecho, nada se sabe acerca del agente implicado. La opacidad en el tratamiento de estos casos de violencia policial no es un comportamiento saludable».

En el Mapa de la Polícía también se verificaron 11 casos de hostigamiento a trabajadoras sexuales en el barrio de Constitución. “Si bien en nuestro país, la prostitución no es un delito, las policías insisten en hostigar a mujeres cis, trans y migrantes en ejercicio del trabajo sexual o por “sospechar” que podrían llegar a ejercerlo. Y la fuerza porteña no es la excepción”, manifestaron en el informe.

No obstante, en estas “prácticas” de la Policía de la Ciudad se observan “detenciones arbitrarias, requisas vejatorias y robo de pertenencias, contra ese colectivo, dentro del que las mujeres trans son las más perseguidas”.

Por ejemplo, el último 12 de julio de 2022, en la calle Salta al 1400 de Constitución, “una mujer trans fue detenida sin justificativos por efectivos de la Policía de la Ciudad, quienes la obligaron a desvestirse en la vía pública». Mientras que el pasado 14 de agosto, un vecino señaló a una trabajadora sexual por el robo de un teléfono celular que en realidad había perdido y de todas maneras, la mujer estuvo desde las 9 de la mañana hasta la medianoche en una celda de la Comisaría Vecinal 1C.

Además, dieron cuenta sobre la “reacción antidemocrática», en referencia a la “arremetida judicial” para intentar censurar al Mapa de la Policía, encabezada por la abogada Florencia Arietto junto a la fiscal Celsa Ramírez, en el marco “de una ofensiva mediática del gobierno de la Ciudad cuyo vocero fue el ministro de Seguridad Marcelo D’Alessandro”.

También se abordó en el reporte al operativo de vallado en la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el barrio de Recoleta. «La torpe medida del ministerio de Seguridad porteño elevó los niveles de tensión política a una escala inédita», señalaron desde el Mapa. 

En ese marco se produjo un hecho ya denunciado por la legisladora Ofelia Fernández, cuando al menos un efectivo de la Policía de la Ciudad portaba municiones letales, algo expresamente prohibido por el artículo 99 de la Ley de Seguridad local.

«Cinco días después de este lamentable operativo, un militante de extrema derecha intentó disparar contra la vicepresidenta y estuvo a punto de cometer un magnicidio que hubiera abierto una ventana a lo desconocido en la historia argentina», concluye el reporte.

Cabe recordar que el Mapa de la Policía es una iniciativa impulsada por la legisladora Ofelia Fernández junto al CELS, el Movimiento de Trabajadores Excluidos, la Asociación contra la Violencia Institucional, el Equipo de Investigación Política y medios como la Revista Crisis y El Grito del Sur y su principal objetivo es “visibilizar hechos de abuso policial para evitar que se naturalicen”.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

«Quiero saber cómo llegó mi hijo a ese lugar», pidió el padre del menor baleado

«Quiero saber cómo llegó mi hijo a ese lugar», se preguntó esta mañana Laurentino, padre del adolescente -del que se reserva su nombre por ser menor de edad-, en la puerta del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Publicado hace

#

El padre del adolescente de 14 años que fue hallado con un disparo en la cabeza junto a las vías del ferrocarril Belgrano Norte, en el barrio porteño de Palermo, pidió saber de qué manera su hijo llegó a ese sitio, y si bien los investigadores aún intentan determinar si fue víctima de un delito o si intentó suicidarse, el ministro de Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro descartó la hipótesis de una tentativa de secuestro extorsivo.

«Quiero saber cómo llegó mi hijo a ese lugar», se preguntó esta mañana Laurentino, padre del adolescente -del que se reserva su nombre por ser menor de edad-, en la puerta del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, ubicado en el barrio porteño de Palermo.

El hombre dijo a la prensa que su hijo fue encontrado con un disparo en la cabeza junto a las vías del ferrocarril Belgrano Norte, a la altura del predio de la empresa de residuos Cliba, en el barrio de Palermo.

Laurentino pidió que si alguna persona vio a su hijo llegar al lugar que por favor se acerque a la Policía para declarar.

«Nos enteramos por un llamado. No sabemos nada más», indicó el hombre, quien agregó que el menor se encuentra internado en coma farmacológico.

Fuentes sanitarias informaron que el adolescente continúa en terapia intensiva, “con sus parámetros clínicos estables”.

“Se prevé que a partir del día martes, pasadas las 48 horas de su intervención quirúrgica, comenzará a despertarse y tomar conciencia, al igual que respirar por sus propios medios. Evoluciona favorablemente”, indicaron las fuentes sobre el estado de salud del paciente.

En tanto, voceros judiciales confirmaron que continúan con la investigación para establecer si el adolescente fue víctima de un delito en el que le dispararon en la cabeza o fue un intento de suicidio.

En el lugar donde fue encontrado, se secuestró un revólver calibre .22 y un teléfono celular, indicaron las fuentes.

«Estamos analizando a la familia, no por si tienen antecedentes, sino a nivel relaciones, entre ellos, estado emocional del chico, etcétera», aseguró un investigador.

De todas formas, el ministro D’Alessandro salió a descartar en declaraciones radiales que hecho está vinculado a un intento de secuestro extorsivo y relativizó el mensaje que recibieron los familiares en el que les exigieron 40 mil pesos de rescate para liberarlo sano y salvo, ya que consideró que pudo haber sido realizado por personas que aprovecharon la desesperación de los padres.

«Lo que se estila ahora (en casos de desaparición de personas) es publicar en redes sociales, digo esto porque en un momento se habló de secuestro, y la verdad que, obviamente si bien no se descarta nada, y acá hay un fiscal que realmente trabaja de forma muy profesional que es Santiago Marquevich, lo que se pudo detectar es que una vez que subieron a redes sociales el mensaje para dar con el paradero del joven, el padre, que había publicado el teléfono, recibe un mensaje solicitando 40.000 pesos para que el chico vuelva a aparecer. Esto es lo que comúnmente se conoce como una estafa», dijo.

El adolescente se encontraba desparecido desde el viernes pasado cuando su familia denunció que no había llegado al colegio Lenguas Vivas de Palermo, donde cursa el primer año de la secundaria, ni había regresado a su hogar.

Según precisaron las fuentes, la familia recibió un mensaje en el que le informaban que se trataba de un secuestro extorsivo y en el cual le solicitaron una suma de dinero como rescate por el menor.

Tras analizar la comunicación, el Departamento Antisecuestros de la Policía Federal Argentina (PFA) y el fiscal Marquevich, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), establecieron que el mensaje se envió desde un celular activado en las cercanías de la cárcel bonaerense de la localidad de Florencio Varela, al sur del conurbano.

Los investigadores intentan determinar si ese mensaje extorsivo fue realizado por internos de algún penal de la zona -las Unidades 23, 24, 32 y 42 del Servicio Penitenciario Bonaerense-, luego de conocerse la difusión de la búsqueda del adolescente por parte de la familia en las redes sociales.

En tanto, ayer a la madrugada el padre del menor recibió un llamado de parte de su hijo quien con vos entrecortada le decía que se encontraba en un «lugar lleno de piedras».

Agentes federales del Departamento Antisecuestros de la PFA analizaron la comunicación y establecieron el lugar donde se encontraba el adolescente.

El fiscal Marquevich se encuentra a la espera de la evolución del menor mientras ordenó una serie de diligencias para establecer si efectivamente fue víctima de un delito.

El Argentino

Seguir leyendo

Las más leídas