fbpx
Conectate con El Argentino

Buenos Aires

Crimen de Miramar: la Subsecretaria de DDHH bonaerense será querellante

El organismo tomó «cartas en el asunto» ante un evidente caso de violencia institucional contra un menor de edad.

Publicado hace

#

La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires se presentará como querellante institucional en la causa por el homicidio de un adolescente ocurrido hoy en la ciudad de Miramar en el contexto de un operativo policial. Según un comunicado: “ante la evidencia de un claro caso de violencia institucional que implicó la utilización letal de la fuerza, la Subsecretaría del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense intervino desde horas tempranas de la mañana”.

Según se informó, el director de Políticas contra la Violencia Institucional y la directora de Grupos en Situación de Vulnerabilidad, junto a equipos técnicos, se dirigieron hacia la localidad de Miramar donde tendrán encuentros con la fiscalía, integrantes del Poder Ejecutivo local y la familia de la víctima, para iniciar el proceso de acompañamiento jurídico legal y sociocomunitario.

Por el homicidio del adolescente fue detenido un miembro de la Policía Bonaerense y se encuentra acusado por el Ministerio Público por el delito de homicidio agravado, y en las investigaciones interviene la Policía Federal.

Precisaron que la víctima es un adolescente, “por lo que resulta perentorio que los órganos judiciales competentes desplieguen una investigación pronta, exhaustiva y consistente para determinar las circunstancias en las que el adolescente murió y si los funcionarios policiales involucrados tienen responsabilidades funcionales y penales en el irreparable desenlace de los hechos”.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

“Nunca participé de un juicio con tanta cantidad de pruebas”

Así lo dijo el abogado Fabián Améndola, quien representa a los padres de Fernando Báez Sosa en la querella por el asesinato perpetrado por los rugbiers.

Publicado hace

#

El abogado Fabián Améndola, quien representa a los padres de Fernando Báez Sosa en la querella por el asesinato a golpes del joven, dijo hoy que “el hecho está recontra probado” y sostuvo que el defensor de los ocho imputados por el crimen ofreció “un alegato para las cámaras”.

El letrado, que junto a sus colegas Fernando Burlando y Facundo Améndola actúan como particular damnificado en representación de los padres de Báez Sosa, desestimó, a la espera del veredicto, el alcance del alegato de Hugo Tomei, a cargo de la defensa de los acusados y adelantó que si el fallo no es el esperado, lo apelarán.

En declaraciones a radio Provincia, Améndola afirmó que este caso se encuadra dentro de la figura de “homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y alevosía”, por cuanto los agresores “se ponen de acuerdo de matar entre todos. Este acuerdo no requiere que exista un plan de larga data y puede ocurrir en el mismo lugar de los hechos”.

“El acuerdo está claramente acreditado porque hay una amenaza inicial de Thomsen a Fernando que se produce en el interior del boliche” afirmó.

Asimismo, recordó que “una vez que salieron de Le Brique, hubo una agresión contra un tercero que no tiene nada que ver con el caso, pero que nos sirve para señalar que cuando ellos solamente quieren agredir en manada a una persona, le dan unas piñas y cachetazos”.

Sin embargo sostuvo que «esto no fue el caso de Fernando”, a quien “le dieron dos golpes en la cabeza por la espalda, lo hicieron caer de rodillas y sin capacidad de respuesta. Esa coordinación obviamente no fue espontánea”.

En tanto, Améndola cuestionó el planteo de Tomei respecto a una posible violación al principio de incongruencia en los requerimientos de la acusación, debido a que “hubiera implicado un planteo de nulidad de la acusación”.

Sin embargo, reveló que “después de que se escuchó el alegato de Tomei, el fiscal nos pidió que nos acercáramos a los estrados y específicamente le preguntó si estaba introduciendo un planteo de nulidad, y concretamente dijo que no”.

“Fue una exposición para las cámaras porque no lo argumentó” dijo el abogado querellante, y agregó que “acá, la posibilidad de tener a todos los testigos y poder examinarlos con total libertad, termina dando un cúmulo de detalles mucho más importante que durante la declaración escrita”.

«Con sus críticas a los medios, él está evadiendo contestar lo que pasó esa noche. Y eso es tan claro que durante su alegato no se refirió a la prueba, salvo en algunas ocasiones de manera tangencial” enfatizó.

“El hecho está recontra probado”, dijo Améndola y aseguró: “Nunca participé de un juicio con tanta cantidad de pruebas”.

Seguir leyendo

Las más leídas