fbpx
Conectate con El Argentino

AMBA

Destinarán fuerzas federales para controlar la circulación en el AMBA

El Ministerio de Seguridad acordó con las cuatro fuerzas federales «intensificar los dispositivos» en los 31 municipios del conurbano bonaerense y en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires para controlar el cumplimiento de las nuevas medidas.

Publicado hace

#

El Ministerio de Seguridad acordó con las cuatro fuerzas federales «intensificar los dispositivos» en los 31 municipios del conurbano bonaerense y en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires para controlar el cumplimiento de las nuevas medidas de restricción a la circulación frente a la segunda ola de contagios de coronavirus, se informó oficialmente.

Se resolvió también intensificar las tareas en «bases, delegaciones y escuadrones operativos» y controles de circulación desde las 0 hasta las 6 horas en los accesos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en las principales ciudades del país y en puentes, peajes y rutas nacionales. Asimismo, las autoridades de las fuerzas que se encuentren en cada jurisdicción participarán de los comités de crisis locales, tal como sucedió durante el año pasado en lo que fue la primera ola de contagios de Covid-19.

Así fue acordado durante una reunión que mantuvo la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, con los jefes de las cuatro fuerzas federales y con el secretario de Seguridad, Eduardo Villalba, para establecer «una serie de líneas de trabajo» ante las nuevas disposiciones anunciadas por las autoridades nacionales.

Por otro lado, y con el objetivo de reforzar el control en las zonas consideradas de mayor tránsito de personas, la Gendarmería aumentará su monitoreo en la frontera y, de forma coordinada, la Policía de Seguridad Aeroportuaria intensificará sus acciones en los aeropuertos de todo el país.

Desde el Ministerio, se recordó que todas las personas que utilicen el transporte público deberán contar con el permiso de circulación otorgado a través de la aplicación móvil Cuidar. «Dicha habilitación, tal como se realizó desde el inicio de la pandemia, requerirá la actualización cada 48 horas del correspondiente autodiagnóstico», destacaron.

Sabina Frederic.

Por otro lado, aquellas personas que por su situación sean consideradas «esenciales» y/o «exceptuados», podrán circular dentro del horario restringido sólo si cuentan con el permiso mencionado. «Ante los incumplimientos de los ciudadanos, las fuerzas de seguridad -tanto federales como provinciales- deberán comunicarse de forma inmediata con las autoridades judiciales de turno, quienes serán las encargadas de definir las correspondientes acciones legales establecidas por la ley», señaló un comunicado.

Villalba, en tanto, anunció que las fuerzas federales trabajarán a partir de mañana en el control de las limitaciones a la circulación y dijo que quien viole el decreto tendrá «la misma sanción» que el año pasado y se le iniciará una «causa judicial».

«Hay que sacarse la imagen o la idea de lo que ocurría en el primer semestre del año pasado con grandes colas de autos, filas y embotellamientos porque la restricción se va a realizar en un lugar donde habitualmente hay menos circulaciones», aseveró el funcionario.

En declaraciones radiales, precisó que «la modalidad» será «muy parecida al 2020 en cuanto a que, si se detecta una violación a la normativa, «se librará un acta, se pedirá temperamento a la fiscalía o juzgado interviniente y eso va a dar curso a una causa judicial».

Villalba aclaró que las fuerzas federales hacen también «otros controles que tienen que ver con actividades que son resortes de cada una de las jurisdicciones», aunque reconoció que, «si alguna provincia o municipio requiere la colaboración de alguna fuerza federal de seguridad, se evaluará y se hará esa colaboración».

En el transporte público, anticipó que la Policía Federal y la Gendarmería, van a «intensificar los controles» habituales que realizan en los trenes. Más temprano, Frederic, reafirmó que las fuerzas federales cumplirán «un rol central» para «hacer cumplir» en el AMBA y en las provincias que requieran apoyo.

«El horario de 0 a 6 será el de mayor control y tenemos un despliegue que se fortaleció en el Gran Buenos Aires a lo largo del año, que cambiará su prioridad porque hoy lo es el control de la circulación», subrayó Frederic.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

AMBA

La mayoría de las trabajadoras domésticas del AMBA sufren violencia y acoso laboral, según estudio

Los principales comportamientos y prácticas que afectan a las trabajadoras de casas particulares incluyen desde el acoso psicológico como humillaciones e insultos, la violencia sexual y el contacto físico indeseado hasta el daño económico por irregularidades en el pago de los salarios.

Publicado hace

#

Casi la totalidad de las trabajadoras de casas particulares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) aseguran haber vivido situaciones de violencia y acoso laboral, al tiempo que refieren un «llamativamente bajo conocimiento» de la legislación que regula al sector, según un estudio difundido hoy por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA).

Los principales comportamientos y prácticas que afectan a las trabajadoras de casas particulares incluyen desde el acoso psicológico como humillaciones e insultos, la violencia sexual y el contacto físico indeseado hasta el daño económico por irregularidades en el pago de los salarios.

Los datos surgen de la investigación titulada «Estudio cualitativo sobre violencia y acoso en el sector del trabajo doméstico», que fue elaborada por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) para la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Con el objetivo de comprender las características específicas que asumen la violencia y el acoso en estas trabajadoras dentro del AMBA, el equipo realizó entre mayo y junio de 2021 entrevistas semi-estructuradas y grupos focales con trabajadoras, empleadoras y empleadores, funcionarios de gobierno y organizaciones que trabajan en el sector.

El estudio revela que «la violencia y el acoso laboral es una problemática que la implacable mayoría de las trabajadoras del sector de casas particulares del AMBA declaran haber vivenciado, incluso con asiduidad».

Entre los principales hallazgos, en el texto se destaca «la verificación de un llamativamente bajo conocimiento de la legislación que regula al sector, tanto por parte de las personas que emplean como de las trabajadoras».

También se observa un marcado descreimiento en la institucionalización de los conflictos como vía de resolución efectiva, ya que ante situaciones de violencia, el abandono de trabajo es el mecanismo más utilizado.

Los resultados del estudio ubican al trabajo en casas particulares como uno de los sectores más expuestos a la violencia y el acoso, donde la privacidad del lugar de trabajo, los altos niveles de informalidad, y la baja valoración social y económica hacia el trabajo doméstico y de cuidados, parecen favorecer el surgimiento y la perpetuación de comportamientos indebidos.

Las más afectadas por esta problemática son las mujeres jóvenes y migrantes, quienes principalmente mencionaron haber sido objeto de acusaciones de robo ante la desaparición o pérdida de algún objeto de la casa.

Actualmente, el sector de casas particulares en Argentina emplea cerca de 1,4 millones de personas en todo el país y se trata de una actividad casi exclusivamente realizada por mujeres (99,3% ), que representa al 17,4% de las mujeres ocupadas y el 22% de las asalariadas.

Asimismo, se caracteriza por contar con una tasa de informalidad del 77%, según un informe de 2020 de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) y Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Ante esta situación, en 2021 se creó el Programa Registradas, que busca promover el acceso y la permanencia del empleo de las trabajadoras de casas particulares, garantizar sus derechos y su inclusión financiera y avanzar hacia la igualdad de género.

Entre las conclusiones, el estudio plantea una serie de recomendaciones para intervenir en políticas, como realizar mesas de trabajo tripartitas para establecer una definición consensuada de violencia y acoso en el sector y diseñar estrategias de concientización y sensibilización.

Seguir leyendo

Las más leídas