fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Patricio Fontanet dio un recital en el aniversario de la masacre de Cromañón

Tras un nuevo aniversario, Fontanet cantó unos 20 minutos sin hacer alusión alguna a la masacre. Mirá las imágenes.

Publicado hace

#

El cantante Patricio Fontanet, quien lideraba la banda Callejeros hace 18 años cuando ocurrió la masacre de Cromañón, dio esta tarde un recital en el Obelisco, en un nuevo aniversario del hecho.

Fontanet, quien ahora lidera la banda Don Osvaldo, fue ovacionado al ingresar al escenario montado sobre la plaza de la República, donde cientos de personas comenzaron a hacer flamear banderas con frases alusivas a la masacre.

Entre ellas se leían «La musica no mata» y «Llevo a los pibes por siempre». La mayoría de las banderas provenían de localidades del conurbano bonaerense.

Fontanet cantó unos 20 minutos sin hacer alusión alguna a la masacre y tras presentarse con el tema «Normal», luego cantó Ciegos, O No, Más Allá, Dos Secas, las cuales eran cantados con emotividad y efusividad por parte del público.

Entre los espectadores, muchos de ellos fanáticos de la banda de Villa Celina, flameaban sus banderas de un lado a otro y respondían con emoción.

Tras concluir el recital, el público empezó a cantar «a estos pibes los mato la corrupción» y «Callejeros es un sentimiento que no puedo parar».

Pablo Pettinaroli, sobreviviente de la masacre, señaló que estos 18 años «fueron como la adolescencia. Uno se pone a pensar que ha pasado mucho tiempo y hasta a veces es muy agotador pero acá estamos luchando para que no ocurra más».

Indicó que a partir de Cromañón «el público está más calmado, tomo otro tipo de conciencia. Mayormente se tomó dimensión de lo ocurrido esa noche. Aunque todavia quedavia quedan resabios del peligro de esa noche en algunos lugares»

«Luego de Cromañón lo que me propuse es ir a un recital porque si dejaba pasar un tiempo me iba a costar demasiado. Esto no me iba a alejar de lo que más amo», destacó.

Elsa Meilan, quien perdió a su esposo Mariano Valsangiacono y a su cuñada Verónica, en el hecho aseguró que «no importa si pasaron 10 o 18 años, el dolor siempre está».

En este sentido señaló que la recuperación del boliche simboliza «la resignificación de la lucha y todo lo que sufrieron en estos 18 años».

En esta misma línea indicó «nosotros estamos obligados a luchar y mantener viva la memoria de ellos y para que las generaciones sepa lo que pasó».

Javier García, sobreviviente de Cromañón, señaló que «para nosotros es cerrar un círculo. Es algo hermoso que Patricio (Fontanet) haya tocado en nuestro escenario, porque ellos también son sobrevivientes»

«Ellos sacaron gente del boliche, visitaron morgues cómo nosotros y nos acompañaron en las primeras marchas. Así que para nosotros son compañeros de lucha», destacó

Y agregó «Es un acto de justicia para muchos de nosotros, aunque entendamos que algunos no les guste y entendemos su dolor»

El recital de Fontanet comenzó pasadas las 18, organizado por la agrupación de familiares y sobrevivientes «Que no nos cuenten Cromañón» donde en una pantalla gigante ubicado en el escenario se proyecto la lista de las 194 víctimas.

Previo al recital se leyó un documento en el que destacaron el clima de alegría y «de otro semblante» en la gente en este nuevo aniversario de la masacre, tanto por por la obtención del campeonato mundial de Fútbol como por «la recuperación del espacio del Obelisco» para «los que bancamos a Fontanet en plena convicción de su inocencia».

También reivindicaron la recuperación del espacio donde funcionó el boliche -que será entregado a los familiares de las víctimas- y que muchos chicos que no conocieron lo que fue Cromañón se acercaron «a este espacio de memoria y lucha colectiva».

El Argentino

«Nos ganamos el derecho de contar esa historia, es un pago mínimo a tanto dolor, lágrimas y lucha derramada. Recuperamos este lugar para mantener viva la memoria y el reclamo de verdad y Justicia», indicaron en el texto.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Lago Escondido: manifestante terminó con «fractura de costilla y edema»

Fue tras las agresiones de peones de Joe Lewis.

Publicado hace

#

Joel Sverdlik, responsable del frente de abogados de La Cámpora San Isidro y participante de la Séptima Marcha por la Soberanía al Lago Escondido, denunció hoy que tiene una fractura de costilla con desplazamiento y un edema en la rodilla producto de las agresiones que recibió por parte de «la patota de Joe Lewis», el magnate británico, y criticó la atención médica recibida en la Patagonia, donde los médicos «dijeron que era algo menor».

«Fuimos al portón (de la propiedad de Lewis) desarmados, con la idea de salir y fuimos increpados por la patota de Lewis, con Pablo Puchi a la cabeza y personas que nos vinieron a agredir de forma sistemática. Tenían cuchillos, perros, piedras, palos, caballos, estábamos totalmente indefensos», indicó Sverdlik en diálogo con Télam.

Nueve manifestantes y una fotoperiodista fueron retenidos el miércoles pasado durante dos horas y agredidos por peones rurales que responden al magnate británico Joe Lewis, en un incidente producido durante la Séptima Marcha por la Soberanía al Lago Escondido.

La agresión denunciada ocurrió cuando los manifestantes intentaron ingresar al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido, prohibido para el tránsito público y quedó registrada en un video, donde Sverdlik se reconoció como aquel que tiene «la remera de Argentina».

«Cuando salgo para buscar refugio en unos arboles, me persiguen, tiran fustazos, me tiran de la mochila y me pechea un caballo. Me caigo y me patean entre cinco personas, me pisa un caballo y me remata una patada de una persona con una remera blanca y un pantalón naranja», detalló.

El dirigente afirmó que estos golpes le produjeron «contusiones» y la patada en la cabeza «me dejo chichón y un hematoma».

«En el cuerpo tengo un fustazo, lo más grave es un edema en la rodilla por la patada del caballo y una fractura en la costilla con desplazamiento producto de la patada de la persona que se ve en el video», subrayó.

Además, Sverdlik denunció que «esto surge de la tomografía que me hicieron en Buenos Aires, porque tanto en El Foyel como en el hospital de El Bolsón no detectaron absolutamente nada. Los médicos dijeron que no teníamos nada, que era algo menor y nos venimos a encontrar con que el cuadro es muchísimo más grave de lo que pronosticaron», aseveró.

Seguir leyendo

Las más leídas