fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Doble parricidio: Del Río intentó aclarar y oscureció

Habló sobre la inactividad de su celular, su llamado al 911, una bolsa de basura en Colegiales y un control remoto. No le creyeron.

Publicado hace

#

Martín Del Río, detenido como presunto autor del doble parricidio de Vicente López, no solo volvió a declarar que es inocente sino que en su segunda indagatoria intentó atacar algunos puntos de la acusación, como la inactividad de su celular en el horario clave del crimen, su frialdad en el llamado al 911, lo que descartó en un contenedor de basura de Colegiales y el hallazgo en su auto de un control remoto que abre el garaje donde sus padres fueron asesinados.

Así lo indicaron fuentes judiciales al señalar que estas situaciones serán utilizados por el equipo de fiscales de Vicente López para pedir la semana próxima su prisión preventiva, luego de que ayer, en su ampliación de la indagatoria, Del Río (47) y su defensa intentaron justificar.

Una de ellas es la referido a la inactividad que el celular personal de Del Río tuvo en el horario clave de la tarde del 24 de agosto -entre las 16.50 y las 18.30 aproximadamente-, cuando, según la acusación, el imputado dejó «vivo» (encendido) dentro de su camioneta estacionada en Núñez su teléfono, mientras él iba y volvía caminando de asesinar a sus padres en Vicente López, para no ser geolocalizado en la escena y para despistar.

En su primara indagatoria, Del Río había dicho que en ese horario estuvo contestando mails y mensajes dentro de su vehículo, algo que los fiscales ya demostraron que no era cierto en una primera apertura que se hizo de su celular Samsung A80.

Ayer cambió la versión y para justificar que no usó el teléfono en ese horario dijo: «Estando en la camioneta escribí en ese período las pautas para que el Dr. Demarco redacte el convenio que el día 7 de septiembre secuestran en mi camioneta».

Del Río hizo referencia a un documento comercial que fue secuestrado entre los papeles que había en su auto y que, aclaró, lo hizo «a mano» porque en el auto no tenía computadora.

Pero además, en lo que para los fiscales Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería fue una estrategia para justificar la inactividad del aparato, agregó que su celular «se encontraba prendido pero tildado, ya que, con la opción de Mercadopago, la huella, y todas las aplicaciones, se tildan».

«Lo apago, lo dejo descansar, y lo vuelvo a encender. El teléfono estaba prendido, pero tildado», dijo en la indagatoria, a la que accedió Télam.

Otro punto que quiso aclarar es el cruce de mensajes que tuvo con la empleada de sus padres, María Ninfa «Nina» Aquino, cuando el 25 de agosto a las 9.01 le informó que sus padres estaban «muertos» y su llamado posterior al 911, donde con tranquilidad dice: «Sí ¿cómo estás? Mirá… La mucama de mis padres me está diciendo que hay un problema en la casa de ellos. Que mis padres están muertos en el garaje».

«Sé que mucha gente me ha criticado en estos días, diciendo que soy frío, pero no todo el mundo reacciona de la misma manera, verán mi cara como la tengo del estrés que tuve todos estos días, de los ataques de presión que tuve», argumentó el imputado.

Y agregó: «Una novela de terror, nadie lo imaginaba, nadie lo pensaba, un drama familiar. Le digo, Nina estoy yendo para allá, está yendo la policía».

También dio una explicación sobre lo que fue a hacer entre las 20.02 y las 20.52 del 24 de agosto al departamento de la calle Virrey Arredondo 2465, de Colegiales, propiedad de su suegro pero que él usaba como oficina, y donde los fiscales creen que fue a bañarse y a descartar evidencia tras cometer el presunto parricidio.

Allí, Del Río quedó filmado saliendo con una bolsa de tela con algo pesado y 16 minutos después regresando con la misma vacía, en lo que creen que fue una maniobra de descarte de elementos clave como pueden ser el arma homicida y el DVR con las imágenes de las cámaras de seguridad que el autor del hecho se llevó de la escena del crimen.

«Siempre pasamos a ver si hay correspondencia y a hacer un poco de posta ahí. Había quedado basura en el tacho, y habían quedado unas bandejas de comida en la heladera. Como no se puede tirar desperdicios en los tachos, salgo a tirar esa bolsa de basura a uno de los contenedores del Gobierno de la Ciudad, y a darle las sobras de comida a una mujer y dos nenitas que, por lo general, están en la zona«, explicó Del Río sobre su salida del edificio.

Cuando le preguntaron dónde arrojó la supuesta basura, no dio precisiones y contestó: «En la zona. Todo lo tiré en los tachos, di una vuelta a ver si encontraba y volví porque no encontré a la mujer y a las nenas, volví con una bolsa en la mano de tela».

Otro elemento que lo compromete y en el que, según fuentes judiciales, ayer «Del Río mintió», es el control remoto que fue secuestrado oculto en el compartimiento de la goma de auxilio de su camioneta Mercedes Benz, que para los investigadores podría ser el que usaba su padre para acceder a la casa por una de las puertas del garaje donde se cometió el doble asesinato.

Del Río habló ayer de los tres controles remoto que le secuestraron: el «gris rectangular con un botón rojo y un botón verde» que era el suyo y que abría el portón derecho de la casa de sus padres, un segundo «de menor tamaño con un botón blanco que es de la cochera de Virrey Arredondo» -en referencia al departamento que usaba de oficina-, y un tercero hallado «en un buche» de «la parte trasera» de su camioneta.

«Es de un garaje que alquilamos hace ya un tiempo en el barrio de Villa Urquiza y que se utilizaba para poder ingresar por una puerta alternativa sobre la calle Roosevelt. Se guardó el control remoto por las dudas que en algún momento recuperemos ese garaje, no abre Melo. Eso es una alarma. Si van y hacen la prueba en Melo, no abre», le propuso Del Río a los fiscales.

Una fuente judicial confió a Télam que la prueba de ese control remoto ya se hizo y se documentó con un video que, efectivamente, abría una de las dos puertas del garaje donde las víctimas fueron asesinadas en su casa de la calle Melo 1101 de Vicente López.

José Enrique Del Río (74) y su esposa, María Mercedes Alonso (72), aparecieron asesinados -él de tres balazos y ella de uno-, el 25 de agosto en su casona de Vicente López y como presunto autor de un homicidio cuádruplemente agravado fue detenido el menor de sus hijos.

Los fiscales creen que el móvil fue económico, ya que Del Río no podía sostener la mentira de una mudanza que les había prometido a un departamento de Núñez valuado en más de un millón y medio de dólares que no había terminado de comprar.

El Argentino
Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Gremiales

Mujeres ladrilleras realizan una campaña para la erradicación de la violencia de género

Las trabajadoras del sector se organizan y avanzan en la transformación social y sindical.

Publicado hace

#

Mujeres Ladrilleras es el espacio que pertenece a la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA) y desde hace unos años participa en la lucha por las reivindicaciones feministas, a través de la organización, fortalecimiento y protagonismo de las mujeres en la vida sindical.

En esta oportunidad, las Mujeres Ladrilleras realizaron múltiples actividades en todo el país para la eliminación de la violencia de género en la actividad ladrillera bajo el lema “Segura en casa, Segura en el trabajo”. Estas se dan en el marco de la campaña internacional lanzada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) «16 días de activismo contra la violencia de género» que comienza el 25 de noviembre de cada año.

Desde el año 2020, particularmente las trabajadoras ladrilleras vienen participando de la campaña, junto a las mujeres sindicalistas de la Internacional de la Construcción y la Madera (ICM) y del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de Industria, Construcción y Agro de Catalunya (UGT FICA de Catalunya).

Para conocer la diversidad y la riqueza federal de esta campaña, detallamos las actividades realizadas por las Mujeres Ladrilleras en estos días. En una primera instancia se realizó el Lanzamiento de Campaña Nacional vía zoom y contó con la participación de Noé Ruiz, Secretaria de Igualdad de Oportunidades y Género de la CGT, y Presidenta del Comité de Mujeres de la CSA; Susana Fructuoso González, Secretaria de Inter- nacionales de UGF-FICA de Catalunya; Ana Paula Melli, Coordinadora de Proyectos de la ICM Regional América Latina, Ana Lemos, Secretaria del Interior de UOLRA; Soledad Casals, Secretaria de Igualdad y Género de UOLRA.

Luego se realizó una charla con Selva Almada, autora del libro “Ladrilleros” vía zoom con la participación más de 100 mujeres ladrilleras de todo el país. También ladrilleras de Entre Ríos participaron en “La Plaza nos Abraza”, en la plaza Alvear de Paraná, junto a otros 46 Sindicatos y Organizaciones.

En La Rioja, hubo una charla debate con trabajadoras y sindicalistas riojanas cuyo panel estuvo integrado por Myriam Espinosa, Secretaria de Trabajo de La Rioja; Ivana Guardia, Secretaria de Minería provincial; Claudia Allegri, Secretaria General de SADOP La Rioja y Secretaria Adjunta de la CGT Regional; Ana Lemos, Secretaria de Interior de UOLRA; Valeria Quintero, Responsable de Mujeres Ladrilleras de La Rioja. Allí, también se realizó un taller de manualidades navideñas y venta en feria en la capital riojana.

Como muestra de la organización federal de las mujeres ladrilleras, se realizó la pintada de mural en la localidad de Santa Rosa con el lema de la Campaña Internacional “Segura en Casa, Segura en el Trabajo”, un taller de Género y gestión menstrual en Santiago del Estero, una charla sobre violencia de género en hornos ladrilleros de Formosa, una charla debate sobre género y pintada de banderas en San Juan.

A fin de fortalecer la campaña, se realizó una pegada de carteles de Mujeres Ladrilleras con el lema “Trabajo, no Ayudo” en calles de Ciudad de Buenos Aires y una charla y debate sobre la Campaña de 16 días de activismo con compañeras de Florencio Varela y Ministro Rivadavia.

El lunes 5 de diciembre se realizó el acto central en el Auditorio Islas Malvinas del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. Allí, con la presencia de más de 80 mujeres ladrilleras de todo el país se realizó un panel con la presencia de Raquel Kismer de Olmos, Ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; Cecilia Cross, Subsecretaria de Políticas de Inclusión en el Mundo Laboral de MTEySS; Ana Lemos, Secretaria de Interior de UOLRA; Soledad Casals, Secretaria de Género de UOLRA; Luis Cáceres, Secretario General de UOLRA.

En este encuentro se destaca la decisión de la cartera laboral de poner un equipo para trabajar con la UOLRA en la elaboración de un protocolo para eliminar las violencias. Y, además, para el ministerio será el primero en abordar a las trabajadoras de la Economía Popular.

Luego del panel en la cartera laboral, realizaron un recorrido por la sede nacional de la CGT, una visita guiada por el Centro Cultural Kirchner, que se coronó con un Encuentro Nacional de Mujeres Ladrilleras en la sede nacional de UOLRA.

Por último, en la casa del sindicato ladrillero participaron de un taller sobre género y trabajo a cargo de las sociólogas Nora Goren y Johanna Maldovan y disfrutaron de la inauguración de la Muestra de Arte digital y grabados “Segura en casa, segura en el trabajo” a cargo de Teresa Carcomo y Nicolás Saretzky.

RESEÑA Y TRAYECTORIA DE MUJERES LADRILLERAS

A medida que el sindicato recorría los hornos familiares de todo el país, notaba que no sólo el varón realizaba el trabajo, sino que lo hacía toda la familia: la esposa, la madre, la hermana. Entonces, sí, había mujeres ladrilleras pero ellas mismas no se consideraban trabajadoras.

En nuestro sector, las compañeras decían que ‘ayudaban’ pero no trabajaban en el establecimiento, pero claramente ellas hacían la misma labor que los varones e incluso más, porque después cocinaban, limpiaban la casa, llevaban a los hijos a la escuela.

En ese marco, desde la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina se viene trabajando, desde la normalización del Sindicato en mayo de 2015, en el fortalecimiento de la Igualdad de Género dentro de la institución.

En esa línea y por decisión del Secretario General, Luis Cáceres, se estableció, como una de las políticas centrales del Sindicato, la organización del espacio de Mujeres Ladrilleras y la creación de la Secretaría de Igualdad y Géneros. Además de la incorporación de trabajadoras en otros cargos de la Comisión Directiva Nacional, que en la actualidad cuatro mujeres están a cargo de Secretarías estratégicas para la organización sindical.

Ellas son Soledad Casals, miembro de una cooperativa ladrillera de Santa Elena, Entre Ríos y hoy Secretaria de Igualdad y Géneros de la UOLRA, Romina de los Santos (Secretaria de Administración y Finanzas), Ana Lemos (Secretaria del Interior) y María Van Loy (Secretaria de Prensa y Comunicación).

Las Mujeres Ladrillers, también somos parte del espacio de Mujeres Sindicalistas, conformado por trabajadoras de las tres centrales sindicales del país y de las organizaciones populares, construyendo un gran marco de unidad bajo la consigna principal «Trabajadoras somos Todas».

Además, desde el año 2019, nuestra organización está afiliada de la Internacional de la Construcción y la Madera (ICM) y formamos parte del comité de mujeres.

En los últimos años continuamos nuestra labor, pero ya desde la perspectiva de trabajadoras ladrilleras, participamos de diversas capacitaciones, entre las que se destaca la “Capacitación para la incorporación del enfoque de género en UOLRA”, destinada a referentes gremiales del sindicato.

El Argentino

La misma fue dictada por el Gabinete de Género del Ministerio de Desarrollo Productivo con el objetivo de brindar un conjunto de herramientas para la incorporación del enfoque de género en el marco del Programa «Minería, Género y Desarrollo Productivo».

Seguir leyendo
El Argentino
El Argentino
El Argentino

Las más leídas