fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

A una semana de San Cayetano, la Iglesia pidió “buscar soluciones” y saldar las diferencias

Con motivo del comienzo de la novena preparatoria de la celebración del patrono del trabajo, la Conferencia Episcopal Argentina se refirió a la actual situación de Argentina y sostuvo que “la profundidad de la crisis” le reclama que la dirigencia política “soluciones viables”.

Publicado hace

#

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) afirmó este sábado que “la profundidad de la crisis reclama» que la dirigencia política sea «capaz de levantar la mirada y dirigir y orientar las legítimas diferencias en la búsqueda de soluciones viables», al formular un mensaje con motivo del comienzo de la novena preparatoria de la celebración de San Cayetano, patrono del trabajo, y en relación a la situación actual de Argentina.

«En estos tiempos complejos, en que ningún sector parece dispuesto a ceder en sus intereses, nos hará bien a todos los que somos dirigentes en distintos ámbitos – políticos, sociales, sindicales, empresariales, religiosos, etc.- dejarnos interpelar por las palabras del Papa Francisco: ‘La profundidad de la crisis reclama proporcionalmente la altura de la clase política dirigente, capaz de levantar la mirada y dirigir y orientar las legítimas diferencias en la búsqueda de soluciones viables para nuestros pueblos’”, sostiene una de los párrafos más salientes del documento difundido por la CEA.

En ese sentido, en un texto titulado «Paz, Pan y Trabajo», la entidad eclesiástica remarca que «el próximo 7 de agosto celebraremos la fiesta de San Cayetano, cuya devoción se multiplica a lo largo y a lo ancho de nuestra Patria y a quien nuestro pueblo siempre acerca el pedido tan concreto de “paz, pan y trabajo”, consciente de que, en estos bienes, se incluyen muchos otros bienes».

También se afirma que en esta coyuntura, «pedir por el trabajo es pedir que todos los trabajadores y trabajadoras tengan derecho a vivir dignamente del fruto de sus esfuerzos cotidianos y a desplegar sus potencialidades y talentos para aportar al crecimiento de nuestra Patria».

«¿Cómo no pedir a San Cayetano que todos los varones y las mujeres de buena voluntad puedan vivir dignamente del fruto de su trabajo?», se plantea en el documento, y asegura que los «peregrinos de San Cayetano, también suplicamos el pan de cada día, como nos enseñó Jesús».

«El pan que alimenta nuestra vida y que diariamente se hace más inalcanzable a causa de la inflación asfixiante que padecemos y que genera miseria. ¿Cómo no pensar en la cantidad creciente de hermanos y hermanas que se acercan cotidianamente a los comedores, en los adultos mayores que no pueden comprar sus medicamentos, en las familias cuyos ingresos son cada vez más insignificantes?» se interroga en esta misiva.

La CEA considera además que en la actualidad «se necesita más que nunca en los políticos un ejercicio de la responsabilidad que vaya más allá de los propios intereses».

«Así aparecerá en nuestro horizonte la paz y la amistad social, que también están incluidas en ese pedido sencillo y a la vez esencial de “paz, pan y trabajo”, afrima.

«Convocamos a todo el Pueblo de Dios a unirnos en oración por nuestra Patria, para que seamos capaces de responder con responsabilidad a las exigencias de este momento difícil. Pedimos a la Madre de Luján que nos impulse a trabajar juntos para que el pan cotidiano no falte en nuestras mesas argentinas», puntualiza el documento.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Difunden inflación de julio: la Empresa Nacional de Alimentos surge como una solución

El director nacional de Políticas Integradoras, del Ministerio de Desarrollo Social, Rafalel Klejzer, impulsor del proyecto de Soberanía Alimentaria, participó junto a Tony Maccioli, politologo, con una maestría en Economía Política de Flacso y militante del espacio Ayres de una radio abierta.

Publicado hace

#

El director nacional de Políticas Integradoras, del Ministerio de Desarrollo Social, Rafalel Klejzer, reiteró el llamado a la creación de la Empresa Nacional de Alimentos como un modo de alcanzar la Soberanía Alimentaria y la independencia de los oligopolios. Este jueves se dará a conocer la inflación de julio y se espera que sea la más alta de 2022 con alrededor de un 7.5%.

«Las empresas públicas no lucrativas hacen a la constitución de un Estado moderno», aseveró Klejzer en una radio abierta organizada por El Argentino Diario.

Para comenzar a llevar adelante políticas tendientes a la soberanía alimentaria, se necesita crear un Fondo Soberano, a partir de impuestos cruzados a bienes de lujo o del 1% más rico de la sociedad, para el financiamiento de las empresas públicas. También plantean la reglamentación de la Ley de Góndolas porque «6 empresas manejan el 75% de la comercialización».

«En los peores años de pandemia, Arcor repartió dividendos y se compró el 15% de La Serenísima«, recordó el director nacional de Políticas Integradoras.

Una familia de cuatro miembros que habita en la ciudad de Buenos Aires necesitó en junio percibir ingresos de por lo menos $57.120,69 para no ser considerada en situación de indigencia, $104.489,46 para quedar comprendida en la pobreza y $160.849,88 para ser considerada de clase media, de acuerdo con los datos dados a conocer por la Dirección General de Estadística y Censos porteña. Cifras similares se esperan para el promedio nacional.

A la espera del anuncio del Indec, a pocas cuadras del organismo Klejzer explicaba que «la inflación en alimentos está por arriba de la media inflacionaria, y los productos de consumo popular aumentan aún más. Esa captura de la renta por parte de las concentradas está ensañada con lo que consumen los sectores populares”.

En efecto, la comida y la bebida subió por encima del IPC en julio. Aducen que por el alza del dólar blue. Con Soberanía Alimentaria, los precios se podrían descalzar a las especulaciones de las divisas.

Seguir leyendo

Las más leídas