fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Salud reportó 560 muertes y 39.207 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas

El Ministerio de Salud detalló que el número de víctimas fatales a causa del coronavirus a nivel nacional trepó a 76.693 y que el total de contagios llegó a 3.702.422 desde el inicio de la pandemia.

Publicado hace

#

El-Argentino-Covid-19 Covid Coronavirus

El Ministerio de Salud detalló que el número de víctimas fatales a causa del coronavirus a nivel nacional trepó a 76.693 y que el total de contagios llegó a 3.702.422 desde el inicio de la pandemia.

Este viernes 560 personas murieron y 39.207 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras, el Gobierno centra sus expectativas en la aceleración de la vacunación y en la gestión para la compra de grandes volúmenes de dosis que fortalezcan la campaña de inmunización.

Según las cifras oficiales informadas, el número total de fallecidos desde el inicio de la pandemia se elevó a 76.693, en tanto los infectados llegaron a 3.702.422, de los cuales 3.252.843 ya recibieron el alta y 372.886 son casos confirmados activos.

El Ministerio de Salud indicó que son 6.872 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 77,1% en el país y del 76,6% en el Área Metropolitana Buenos Aires.

Las cifras de la jornada

Este viernes se registraron en la provincia de Buenos Aires 15.035 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 3.026; en Catamarca, 422; en Chaco, 727; en Chubut, 440; en Corrientes, 491; en Córdoba, 4.654; en Entre Ríos, 1.476; en Formosa, 1.203; en Jujuy, 182; en La Pampa, 570; en La Rioja, 210; en Mendoza, 1.127; en Misiones, 214; en Neuquén, 987; en Río Negro, 600; en Salta, 636; en San Juan, 921; en San Luis, 638; en Santa Cruz, 220; en Santa Fe, 3.653; en Santiago del Estero, 633; Tierra del Fuego, 80 y en Tucumán, 1.062.

Las medidas sanitarias

En este contexto, el Gobierno confía en que los nueve días de aislamiento estricto que rigen desde el sábado pasado alivien la «tensión» del sistema sanitario generada por la segunda ola de contagios de coronavirus, mientras centra sus expectativas en la aceleración de la vacunación y en la gestión para la compra de grandes volúmenes de dosis que fortalezcan la campaña de inmunización.

El presidente Alberto Fernández dijo en la noche del jueves que el aislamiento estricto que finaliza el domingo servirá para «ordenar el sistema sanitario» y manifestó su anhelo de que las limitaciones a la circulación por nueve días tengan como correlato una disminución de los contagios.

«Sobre estos nueve días que están transcurriendo de este encierro un poco más fuerte, vamos a ver los resultados en unos días, pero definitivamente creo que van a a bajar los casos y vamos a poder ordenar el sistema sanitario», dijo Fernández, en una entrevista desde Olivos.

La preocupación de las autoridades nacionales pasa también por la falta de recursos humanos en el área de la salud y así fue expresado por el jefe de Estado: «Podemos seguir poniendo camas de terapia intensiva, pero no tenemos más médicos que las atiendan. Debemos parar los contagios para que puedan atender, no para que tengan camas».

Campaña de vacunación

La Argentina, en tanto, superará el lunes los 17,5 millones de vacunas recibidas desde el inicio de la pandemia, cuando arriben más de dos millones de dosis de AstraZeneca, en la mayor partida que llegue en un solo vuelo, y que reforzará el plan de vacunación dispuesto por el Gobierno nacional en el marco de la segunda ola de la enfermedad.

Esta partida se sumará a los acuerdos alcanzados -pero que aún faltan terminar de formalizar- con la empresa china Sinopharm para la provisión de 6 millones de vacunas entre junio y julio, y con el laboratorio de origen chino Cansino Bio para contar con más dosis para inmunizar a la población.

LEER MÁS:

EL GOBIERNO ANUNCIÓ NUEVOS ACUERDOS POR MÁS VACUNAS Y LA LLEGADA DE DOS MILLONES DE DOSIS DE ASTRAZENECA

Por su parte, el biólogo molecular y biotecnólogo argentino Ernesto Resnik remarcó que «más allá de la situación actual en cuanto a los casos y la circulación del virus» cree que «estamos empezando a ver el final gracias al proceso de vacunación».

«Si tengo que arriesgar, calculo que para septiembre u octubre va haber bastante alivio de la situación, así que mi conclusión es que el proceso de vacunación está muy bien encaminado», manifestó a Télam Radio el científico que reside en Minnesota, Estados Unidos, y trabaja en el desarrollo de anticuerpos monoclonales en una empresa biotecnológica internacional.

«Ya se está alcanzando lo que yo creía era la primera meta indispensable que eran, unas 15 millones de dosis y el alivio de vacunar a la mayor parte de las personas en riesgo, los mayores de edad, eso está llegando, se va a cumplir y es un gran alivio», insistió Resnik.

Panorama mundial

En el plano internacional, los más de 40 países, incluyendo a Argentina, que impulsan en la Organización Mundial de la Salud (OMS) un mecanismo de licencias voluntarias para compartir conocimientos y tecnología contra el coronavirus, relanzaron la iniciativa al afirmar que «garantizar el acceso a las vacunas es esencial para terminar con la pandemia».

Este sábado se cumple un año del nacimiento del Acceso Mancomunado a la Tecnología (conocido como C-TAP), un instrumento pensado principalmente para que los laboratorios compartan voluntariamente la propiedad intelectual y otros datos de los fármacos para diagnosticar y tratar la Covid-19.

El Argentino

El instrumento tuvo un gran impulso por parte de Costa Rica, es copatrocinado por más de 40 países, entre ellos Argentina, y si bien más naciones se sumaron en este lapso como el caso de España, todavía es rechazado por los grandes laboratorios que producen las vacunas que se administran masivamente a nivel mundial.

«Estamos dejando la puerta abierta para que las empresas farmacéuticas que son muy conocidas puedan entrar ya que muy pocos hogares se beneficiaron de las herramientas que elaboraron», apuntó hoy el director general de la OMS, Tedros Adhanom.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Operación Vialidad: el martes habla Cristina

La Vicepresidenta ya se pronunció dos veces ante los jueces. «Este juicio forma parte también del lawfare, esto fue un plan ideado por el Gobierno saliente», dijo en 2019. En septiembre pasado acusó a los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola de cometer «un claro a caso de prevaricato».

Publicado hace

#

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tendrá el próximo martes a las 9.30 la oportunidad de dirigirse por última vez al Tribunal que la juzga, junto a otros 12 imputados, por supuestos delitos con la adjudicación de obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

La del martes será la segunda jornada dedicada a las palabras finales dispuesta por el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 en el cronograma previo a dar a conocer su veredicto, cuya fecha debería anunciarse también ese día.

La Vicepresidenta se conectará a la audiencia de manera remota a través de la plataforma Zoom y, en ese momento, se le preguntará si desea exponer sus últimas apreciaciones ante los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso.

Las últimas palabras son un derecho de los imputados en juicios orales y pueden optar por no hacer uso.

Desde que se inició el debate, hace más de tres años y medio, la expresidenta habló dos veces ante los jueces: en su declaración indagatoria del 2 de diciembre de 2019, cuando el debate aún era presencial, de manera previa a la pandemia de Covid 19;y luego en la etapa de alegatos, cuando hizo uso como abogada del derecho a ejercer su propia defensa.

«Este juicio forma parte también del lawfare, esto fue un plan ideado por el Gobierno saliente», sostuvo en su indagatoria en diciembre de 2019 y aseguró que «así llegó este Gobierno saliente al gobierno, con el auxilio invalorable del aparato judicial», dijo en relación a la presidencia de Mauricio Macri.

«Este juicio forma parte también del lawfare, esto fue un plan ideado por el Gobierno saliente»

El juicio «está montado sobre la hipótesis de que Néstor Kirchner fue presidente para armar una asociación ilícita con un empresario de la construcción que era su amigo de Río Gallegos, para venir a saquear las arcas del Estado», dijo entonces al calificar como «una vergüenza» a la acusación.

En la segunda ocasión, el 23 de septiembre último, la Vicepresidenta y presidenta del Senado habló al Tribunal de manera virtual desde su despacho en la sede parlamentaria como parte del alegato final de su defensa y por su condición de abogada.

Fernández de Kirchner dijo que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, quienes pidieron condenarla a 12 años de prisión, cometieron «un claro a caso de prevaricato».

«La acusación de los fiscales viola la Constitución» porque «un Gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado como una asociación ilícita», argumentó en el alegato, en el que su defensor Carlos Beraldi reclamó la absolución.

Intento de magnicidio

La Vicepresidenta se dirigió al Tribunal luego de haber sido víctima el 1 de septiembre de un intento de homicidio cuando regresaba a su departamento del barrio porteño de Recoleta.

La noche de ese día, el ahora detenido Fernando Sabag Montiel gatilló un arma contra Fernández de Kirchner pero la bala no salió, a poca distancia de la expresidenta y en medio de una de las manifestaciones de apoyo que se realizaban en esos días tras la acusación en su contra por parte de la fiscalía en este juicio.

Para el martes próximo se dispuso que también tengan oportunidad de expresar sus palabras finales el exfuncionario de Vialidad Santa Cruz Héctor Garro, el exfuncionario de Planificación Federal Carlos Kirchner y el exsecretario de Obra Pública José López.

El Tribunal deberá fijar luego fecha para dar posibilidad de hablar a los últimos cuatro acusados, y en base a esa decisión se sabrá cuándo pronunciará su veredicto, que debe ser emitido en la misma jornada en que hable el último de ellos.

Se trata de los exresponsables de Vialidad provincial en Santa Cruz Raúl Pavesi, José Santibañez y Juan Carlos Villafañe, y del extitular de la Dirección Nacional de Vialidad en el kirchnerismo Nelson Periotti.

En la última audiencia del viernes 25, dijeron sus últimas palabras el exministro de Planificación Julio De Vido; el dueño de «Austral Construcciones», Lázaro Báez; el exfuncionario Abel Fatala y el exencargado del distrito 23 de Vialidad Nacional en Santa Cruz Raúl Daruich.

Reclaman absolución por inexistencia de delito

El juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015 a favor de empresas de Báez comenzó en mayo de 2019 en los tribunales federales de Retiro, estuvo seis meses interrumpido por la pandemia y se reanudó de manera virtual en agosto de 2020, sin recuperar nunca la presencialidad plena.

A lo largo de más de tres años de juicio, el tribunal escuchó a 114 testigos en 117 audiencias.

En relación al veredicto, se prevé que también se dé a conocer en una audiencia virtual, salvo que alguna de las partes solicite estar presente en los tribunales de Retiro para ese momento.

Las defensas de todos los imputados reclamaron la absolución por inexistencia de delito.

Los fiscales pidieron que se condene a 12 años de prisión a la expresidenta como supuesta jefa de asociación ilícita y administración fraudulenta.

Para Báez, la fiscalía reclamó también 12 años de prisión como presunto autor de asociación ilícita agravada por su calidad de organizador y partícipe primario de administración fraudulenta agravada.

El Argentino

Además, solicitaron diez años de cárcel para De Vido y Periotti, y seis años para Collareda y Villafañe.

Para Daruich y Pavesi requirió cinco años y cuatro años para Fatala y Santibáñez.

En cuanto a Carlos Kirchner, los dos fiscales postularon la absolución por asociación ilícita y una condena a dos años en suspenso por abuso de autoridad.

Seguir leyendo

Las más leídas