fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Teto Medina: el galán de VideoMatch que terminó preso por intentar ayudar a superar la adicción que lo arruinó

El lindo que cantaba mal de Tinelli, panelista de chimentos y luego influencer contra las drogas terminó detenido en medio de un escándalo. Apogeo y caída de un ícono de los ’90.

Publicado hace

#

Por Mariano M. Fernández

Ritmo de la Noche nace con el 1 a 1. El 1 de enero de 1992, el peso argentina pasó a valer un dólar por obra y gracia de la Ley de Convertibilidad que fue sancionada en marzo de 1991. En enero de ese año, Marcelo Tinelli arrancaba un programa que terminaba con la diosa del verano y comenzaba con los que eran periodistas deportivos lanzándose del tiragoma. VideoMatch era la fiesta de egresados del menemismo en la que cada uno tenía un rol. El galán era el Marcelo José Medina. Le decían «Teto» y hablaba de skate.

Teto Medina con Maradona cuando en Ritmo de la Noche se jugaba al fútbol

«Teto y Felipe grandes galanes», decía el verso de la canción «Amigos» en la que Carlos Nilson y Cris Morena hicieron cassette al programa que desbancó en el liderazgo de audiencia a La Noche del Domingo con Gerardo Sofovich. El consumismo por el dólar barato era pleno y desde Telefe pensaron al Teto Medina como cantante. Lo hacía mal pero el voluminoso cabello rubio, los bigotes al tono y los ojos celestes lo disimulaban. «Te presiento» y «Mi chica de humo», son los hits prestados.

El Teto Medina dejó la troupe de Marcelo Tinelli al año siguiente de su gran éxito. Alejandro Romay le compró el pase para ponerlo al frente de Feliz Domingo y como ladero de Lucho Avilés en Indiscreciones. Pasó por Canal 26, Magazine y vivió una segunda juventud en sus dos pasos por los Cantando por un Sueño de 2007 y 2011. Siempre con un flagelo encima: su adicción a la cocaína.

Lucho Avilés y el Teto Medina

En junio de 2019, su ex pareja Mónica Fernández lo denunció por violencia de género, drogas y amenazas con armas de fuego sucedida en el mes de febrero de ese año. Fue el final de la carrera mediática de Medina.

A los días, Mónica Fernández dio más detalles estremecedores de la denuncia contra el hombre con el compartió cinco años de relación, mientras que el conductor fue internado de urgencia por un cuadro de depresión severa.

«La denuncia de hostigamiento la hice porque me llamaba 193 veces durante la noche para masturbarse. Había abuso con otros aparatos, con otras cosas. Yo ya lo conté pero me ponía cocaína en la vagina. Me quemaba y yo le decía que no lo haga y me iba a lavar. O me ponía debajo de la lengua y no me podía mover», denunció la mujer.

Fue el primer escándalo del Teto que ya había perdido su ángel. En pandemia, reapareció como una suerte de salvador de jóvenes que como él eran adictos. Este jueves por la mañana terminó preso.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Cuatro policías presos por secuestrar y torturar a dos chicos de 14 y 16 años

«Ahora van a ver cómo los matamos», «Los que mandamos somos nosotros», «Me parece que te vamos a matar acá», les dijeron como si fueran alumnos aplicados de la dictadura genocida.

Publicado hace

#

Cuatro policías fueron detenidos tras ser acusados por secuestrar a dos adolescentes, de 14 y 16 años, golpearlos, torturarlos y «liberarlos» en un descampado de la ciudad de Mar del Plata.

Según La Capital de Mar del Plata, Ariel Marcelo Estévez Pitrau, Sandra Vanesa Cano, Jonathan Elías Cabrera y Micaela Agustina Estigarribia, todos de la comisaría sexta, están imputados por «privación ilegal de la libertad, agravado y torturas, concurriendo ambos materialmente entre sí».

El hecho fue denunciado por la mamá de uno de los adolescentes, quien el sábado 17 de septiembre llamó al 911 para decir que su hijo había sido golpeado por personal de la Policía Bonaerense.

El adolescente de 14 años aportó también las características de los policías y aseguró que reconocía a tres de ellos. Además, dijo que era la tercera vez que era detenido y que en dos ocasiones lo habían llevado a la comisaría sexta. El 17 de septiembre en vez de llevarlo al destacamento, lo trasladaron junto a un amigo a un descampado en Strobel al 10.500. La otra víctima, el joven de 16 años, dio una versión similar.

«Ahora van a ver cómo los matamos», «Los que mandamos somos nosotros», «Me parece que te vamos a matar acá», «Tienen tres segundos: tres, dos, uno…», son algunas de las frases que las víctimas aseguraron que los policías les decían.

Seguir leyendo

Las más leídas