fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Renunció Rafael Klejzer: «No puedo convalidar un ajuste hacia el pueblo y trabajadores»

El saliente Director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación publicó una carta abierta con los logros de su gestión y las asignaturas pendientes. «Seguiremos trabajando en post de la construcción de la Empresa Nacional de Alimentos», anticipó.

Publicado hace

#

Rafael Klejzer, dirigente social referente del MP La Dignidad, presentó su renuncia al cargo de Director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Con una escueta esquela enviada a la ministra Victoria Tolosa Paz y al secretario de Economia Social, Emilio Pérsico, anunció su salida ayer y se oficializó este jueves por la mañana.

Klejzer fue parte del gobierno del Frente de Todos desde la asunción de Alberto Fernández. Tras varias advertencias, públicas y privadas, sobre el rumbo de la gestión presentó su dimisión al cargo. Este jueves explicó los motivos a través de una carta abierta publicada en sus redes sociales.

Carta abierta de renuncia de Rafael Klejzer

Presenté formalmente mi renuncia al cargo de Director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en el que me desempeñe desde diciembre de 2019.

Las razones son múltiples, pero la principal es que no puedo convalidar un ajuste hacia el pueblo y lxs trabajadores.

El devenir de la política económica desatada a partir del acuerdo con el FMI, dictada por este organismo y acatada por nuestro gobierno, sólo está generando mayores niveles de pobreza. Nunca es tarde para revertir este camino.

Desde hoy con la responsabilidad que se merece nuestro pueblo, como lo hicimos siempre, pondremos nuestros esfuerzos en aportar a construir lo necesario para frenar el avance de las derechas y de empresas concentradas que ejercen su poder sin dilaciones.

Con la convicción de que nadie se salva solo, con la seguridad de que la única salida es colectiva y en unidad, vamos a seguir construyendo desde abajo y a la izquierda para cambiar todo lo que deba ser cambiado, con el poder del pueblo.

En estos casi 3 años, hemos intentado generar políticas que contribuyan a fortalecer las producciones de trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular. Creando e incentivando la realización de ferias, como espacios de comercialización a través de la construcción del Plan Federal de Ferias.

Realizamos, también, operativos que al mismo tiempo que generaban oportunidades para proyectos productivos de la Economía Popular, le acercaban a los sectores populares de nuestro país productos alimenticios prioritarios como carne, pescado, verdura, lácteos y pan a precios menores que los del mercado.

Hemos trabajado también elaborando propuestas de políticas públicas para intervenir directamente en la producción de alimentos.

Siempre hemos recibido respuestas ambiguas ante estas propuestas de parte de los distintos funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social y de Jefatura de Gobierno y de Presidencia.

Si hoy, la idea de una Empresa Nacional de Alimentos ha crecido en volumen, en discusiones y en proyección, es en parte, a partir del trabajo que realizamos desde nuestra dirección junto a otrxs compañerxs. Seguiremos trabajando en post de la construcción de la E.N.A. ya que sabemos que es una herramienta central para que el acceso del pueblo argentino a los alimentos sea un derecho y no un negocio para las grandes corporaciones.

Un punto de quiebre en nuestra gestión, en este sentido, fue la elaboración de un programa de Fortalecimiento del Sector Lácteo, que construimos junto a la Secretaria de Articulación Política, que fue dado de baja antes de ser anunciado. El programa tenía la potencialidad de construir 40 empresas públicas municipales o provinciales, que a mediado del 2023 alcanzaran una producción diaria de 150.000 litros diarios de leche fluida. Estas pequeñas usinas lácteas, podrían haber consolidado en nuestro país un actor que no especule con la leche de nuestrxs pibxs. Como otras propuestas, esta fue dada de baja solo por mezquindades política.

Sabemos que nuestra tarea, no ha alcanzado para generar una mejoría sostenida en el sector de la Economía Popular. Al no contar con el presupuesto que hubiéramos necesitado y que hemos reclamado en más de una oportunidad, nos quedaron muchas tareas pendientes.

A disposición para librar las batallas futuras.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Judiciales

Un banco demoró más de tres horas en atender a sus clientes en Salta y fue sancionado

La Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta no hizo lugar al recurso de apelación de la entidad bancaria y confirmó la multa impuesta por la Secretaría por infracción al artículo 8 bis de la ley 24.240.

Publicado hace

#

El Banco Santiago del Estero deberá pagar una multa de $900 mil impuesta por la Secretaría de Defensa del Consumidor de Salta y ratificada por la justicia provincial, por una demora de más de tres horas en la atención de sus clientes, informaron hoy fuentes judiciales.

La Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta no hizo lugar al recurso de apelación de la entidad bancaria y confirmó la multa impuesta por la Secretaría por infracción al artículo 8 bis de la ley 24.240.

En su recurso, el banco alegaba que el día de la verificación que dio lugar a la multa había una «demora en la atención al público por una falla en el sistema operativo del banco, que fue debidamente informada a los asistentes y certificada por la auditoría interna».

Además, dijo que garantizaba «la atención preferente de las personas con capacidades diferentes, movilidad reducida, embarazadas y mayores de 70 años, para los cuales tiene una caja especial», y que el edificio es confortable, tiene aire y cuenta con sanitarios para los clientes.

La norma establece que los proveedores deberán garantizar condiciones de atención y trato digno y equitativo a los consumidores y usuarios, y deberán abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorios.

Asimismo, determina que tales conductas, además de las sanciones previstas en la ley mencionada, podrán ser pasibles de la multa civil establecida en el artículo 52 bis, sin perjuicio de otros resarcimientos que correspondieren al consumidor, siendo ambas penalidades extensivas solidariamente a quien actuare en nombre del proveedor.

El juez Alejandro Lávaque y la jueza Verónica Gómez Naar citaron el capítulo II de la ley provincial 7800, que establece que «todas las dependencias públicas y los establecimientos privados que brinden atención al público deben garantizar que el tiempo de espera de los mismos no supere el término de 30 minutos».

En tanto, la ley 24.240 prescribe que se debe considerar como «práctica abusiva» y contraria al «trato digno» de usuarios y consumidores al tiempo de espera superior a los 60 minutos para ser atendidos, aún cuando se provea de asientos, existan instalaciones sanitarias y un orden de atención sea según talón numerado.

En este caso, el acta de verificación respectiva corroboró que la demora en la atención del banco «era excesiva y que el hecho encuadraba en las previsiones del artículo 5 de la ley 7800».

La falla aludida por el banco «no es justificativo» pues «además de que se ha producido durante la primera hora de atención ha tenido una duración de entre veinte y cuarenta y tres minutos, lo que no guarda relación con las tres horas que tuvieron que esperar los usuarios para ser atendidos.»

Los jueces citaron precedentes según el cual «el banco no puede eximirse de su responsabilidad aduciendo inconvenientes causados porque algunos días del mes tiene mayor afluencia de clientes, ya que es esperable de su parte una conducta y procedimientos internos acordes a los estándares esperados».

Seguir leyendo
El Argentino
El Argentino
El Argentino

Las más leídas