fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

El presidente aseguró que revertir la desigualdad «depende de nosotros»

También pidió «impulsar a los que tienen la plata afuera que la traigan y la pongan a producir».

Publicado hace

#

El presidente Alberto Fernández llamó este martes a construir «una Argentina más justa, con más equilibrio» entre sus regiones fomentando un verdadero federalismo y afirmó que el desarrollo está ligado a que los empresarios «inviertan y arriesguen» para «producir y generar empleo».

«No estamos condenados a la desigualdad que hoy vivimos, lo podemos revertir y eso depende de nosotros», advirtió el Presidente al encabezar una nueva reunión del Gabinete Federal que se realizó en la ciudad tucumana de Monteros, donde agregó: «Tenemos una gran oportunidad, la Argentina está creciendo a pasos acelerados, ha crecido mucho más de lo que todos preveían».

Acompañado por funcionarios nacionales y gobernadores, el Jefe de Estado dijo además que luego de «tanto dolor» producido por la pandemia de coronavirus es necesario «reflexionar» para «construir otro mundo, otra Argentina» ya que «no tiene sentido volver a reconstruir la injusticia» del pasado.

Respecto del federalismo, dijo que es necesario construir un «desarrollo integral» de la Argentina, para convertirla en un país «más justo, con más equilibrio».

«Todos los días pienso si la ciudad capital no tendría que estar en un lugar distinto a Buenos Aires, venirse al norte y darle todo el potencial que le da una ciudad capital», estimó en una mención que recordó el proyecto del expresidente radical Raúl Alfonsín de trasladar la sede del Gobierno a Viedma, provincia de Buenos Aires.

Fernández inició a primera hora de la tarde una ronda de actividades en la provincia de Tucumán que incluyó la inauguración del nuevo edificio del Centro Judicial de Monteros y una nueva reunión del Gabinete en la que se suscribieron acuerdos por un monto superior a 33 mil millones de pesos.

En el marco del encuentro ministerial federal, Fernández volvió a insistir sobre la necesidad de dotar de potencia a las provincias que están por fuera del centro productivo agrario: «No es posible que un chico que viva en el norte piense que puede encontrar mejor suerte en los suburbios de Córdoba, Rosario y Buenos Aires», dijo.

El Primer Mandatario señaló como ejemplo la producción minera, donde «Argentina sólo explota el 40 por ciento» y pidió a sus interlocutores que en «todo el potencial» que supone para las provincias cordilleranas.

En ese mismo sentido se preguntó si «no será hora de pensar si la Secretaría de Minería tendría que estar en alguna provincia minera» o la de pesca en una patagónica. Después afirmó que Argentina está «creciendo a pasos acelerados» pero advirtió la necesidad de que ese «crecimiento llegue a todos».

A renglón seguido comentó que en el trayecto desde Tucumán a Morteros «vio gente con carteles que decían «‘necesito trabajo'», afirmó que no se hace el distraído y que no se puede «permitir» que el crecimiento «no llegue a todos».

Sobre el desarrollo, lo relacionó a que los «empresarios arriesguen», que «generen empleo», «que les vaya bien y puedan exportar y ojalá ganen mucho dinero». Fue allí que sostuvo: «Hay que impulsar a los que tienen la plata afuera que la traigan y la pongan a producir».

La comitiva presidencial había despegado a las 10 desde Buenos Aires rumbo a Tucumán y tras ser recibido en el aeropuerto internacional «Benjamín Matienzo» de la ciudad de San Miguel, se dirigió a Monteros, ciudad 53 kilómetros distante al sudoeste de la capital provincial.

Luego de la inauguración del Centro Judicial la comitiva nacional se dirigió al predio del Gimnasio Municipal de este departamento, donde se desarrolló la reunión central de los gabinetes nacional y provincial. Allí, antes de las palabras del Presidente, se suscribieron varias decenas de acuerdos para proyectos de diversas áreas por un monto de más de 33 mil millones de pesos.

El Presidente viajó acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria; Seguridad, Aníbal Fernández; Defensa, Jorge Taiana; Interior, Eduardo de Pedro; Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; Cultura, Tristán Bauer; Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; Trabajo, Empleo y Seguridad, Claudio Moroni; Turismo, Matías Lammens; y Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; además del secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.

La de Monteros fue la quinta reunión del gabinete federal luego de las realizadas en Comodoro Rivadavia (Chubut), Río Grande (Tierra del Fuego), Chilecito (La Rioja) y Rosario (Santa Fe), en cumplimiento con la ley de Capitales Alternas (27.589), sancionada por el Congreso de la Nación en noviembre de 202

Judiciales

Atentado a Cristina: nueva indagatoria a Carrizo

La ampliación de la indagatoria, postergada en dos oportunidades, está prevista para el para el martes a las 10 y el acto procesal será encabezado por la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal que tiene delegada la investigación, Carlos Rívolo.

Publicado hace

#

La justicia federal ampliará esta semana la indagatoria de Nicolás Gabriel Carrizo, detenido y procesado como partícipe secundario del intento de homicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a partir del hallazgo de mensajes en su teléfono celular que para la querella son indicativos de que pudo haber tenido otro rol en el ataque.

La ampliación de la indagatoria, postergada en dos oportunidades, está prevista para el para el martes a las 10 y el acto procesal será encabezado por la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal que tiene delegada la investigación, Carlos Rívolo.

Las múltiples dilaciones de la audiencia

«En cuanto a lo solicitado por el Dr. Gastón Matías Marano, suspéndase la audiencia dispuesta para el día de mañana y fíjese nueva fecha para el día 31/01/2023, a las 10 horas, a fines de recibirle ampliación de declaración indagatoria a Gabriel N. Carrizo«, fue la resolución que firmó el 9 de enero por el juez Julián Ercolini, mientras reemplazaba a su colega Capuchetti.

Esa última postergación se originó en un planteo de la defensa de Carrizo, que reclamó que el acto procesal fuera encabezado por la jueza Capuchetti, jueza natural de la causa.Es probable que antes de que se lleve a cabo la ampliación de la indagatoria, la jueza responda la última recusación planteada por la querella de la vicepresidenta Fernández de Kirchner, representada por los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazabal.

En aquella recusación, presentada el 9 de enero, la querella sostuvo que la jueza podría estar actuando condicionada porque tuvo un trabajo rentado como investigadora en el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP) de la ciudad de Buenos Aires.

Carrizo había sido convocado a ampliar su indagatoria el 5 de enero, pero el acto se postergó, primero para el 10 del mismo mes, luego de que su abogado Gastón Marano informara al tribunal que por cuestiones vinculadas a la feria judicial no iba a poder estar presente y luego para el 31.

La ampliación de la indagatoria se dispuso a partir de que se hallaron en el celular de Carrizo nuevos mensajes de texto en los que se atribuye participación en la planificación del ataque perpetrado contra la vicepresidenta el 1 de septiembre último: esos mensajes fueron recopilados en un trabajo llevado a cabo por la Datip (Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal), que depende de la Procuración General de la Nación.

La jueza Capuchetti lo había convocado luego de que la Cámara Federal porteña le ordenara avanzar en esa dirección a partir de un planteo formulado por la querella de la expresidenta que la magistrada había rechazado en primera instancia.

Los mensajes que incriminan a Carrizo

Aquel planteo había sido realizado por los abogados querellantes Ubeira y Aldazabal tras tomar conocimiento de los mensajes de Carrizo del 1 de septiembre en los que aseguraba:

«Recién intentamos matar a Cristina».»Recordá esta fecha», «Esta hdp (sic) ya está muerta», «No sabés qué hicimos con esto», «Generar miedo», «Para que el gobierno sepa con quienes se están metiendo», son algunos de los mensajes enviados desde el celular de Carrizo, jefe del grupo de supuesto vendedores de copos de azúcar para el que trabajaban quienes agredieron a la Vicepresidenta, según surgía de la presentación de la querella.

En aquella presentación, los abogados de la querella advirtieron sobre la aparición de mensajes que no le fueron atribuidos en su primera declaración indagatoria y que «hacen imperante una ampliación de la imputación».Por ejemplo, remarcaron que luego del atentado, a las 23.17 del 1 de septiembre, Carrizo escribió a uno de sus contactos agendado como Kevin Bargas 2: «Recién intentamos matar a Cristina» (23.17), «(Fue) Mi empleado» (23.17), «Le quiso disparar» (23.17), «Va a ir preso» (23.17), «El arma es mía amigo» (23.18), «Te lo juro por dios» (23.18), «Estamos con el grupo» (23.18), «Todos juntos» (23.18).

Hasta ahora, los atacantes Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte están procesados como coautores del homicidio en grado de tentativa, mientras que Carrizo fue considerado partícipe secundario, sin el cual el ataque podría haberse producido igual.Cuando pidieron ampliar las indagatorias, los abogados de la querella reclamaron que se los procesara como integrantes de una asociación ilícita que además de intentar matar a la vicepresidenta buscaba desestabilizar al Gobierno.

En relación a ese planteo, los jueces de la Cámara Federal porteña respondieron: «Con relación a la pretensión del querellante en cuanto a que se modifique el grado de participación originariamente asignado a Carrizo (…) y que se les endilgue la comisión del delito de asociación ilícita, corresponde señalar que tal cuestión se encuentra dentro de la esfera de análisis y decisión de la señora jueza de grado en el momento oportuno y del Ministerio Público Fiscal a quien le fue delegada la instrucción de la causa».

En la primera tanda de mensajes que se habían detectado en el celular de Carrizo en el comienzo de la investigación, se podía leer que le decía a un contacto de su confianza identificado como «Andrea» que Sabag Montiel «estuvo muy cerca» y que «falló el arma» aunque «andaba bien».

El diálogo que en su momento llamó la atención de los investigadores comenzaba de la siguiente forma:- Nicolás Gabriel Carrizo: Andrea, el arma es mía.- Andrea: No está a tu nombre Gaby.- Carrizo: No, pero aparecen mis huellas.- Andrea: Gaby no quedan tus huellas. No te comas la cabeza.

Tiene la huella del otro chabón.Cuando lo indagaron por aquel diálogo, Carrizo intentó hacerlo pasar por una «broma» que le hizo a su familia: «Acá es donde le quiero explicar para sacar malos entendidos. Le estaba haciendo una joda a mi hermanastra, voy a parecer un gil, le estaba haciendo creer que era parte de esto, no fue real«, afirmó ante una pregunta que le hizo la jueza Capuchetti.

«No estaba vinculado con Brenda ni con ´Nando´ y ahora entiendo porque estuve en el calabozo, por esa mierda que dije, les juro que fue mentira. Me la mandé con hacer esa joda, yo siempre jodo así. Yo les quiero decir que, si voy preso por una pelotudez, es que yo me pegó un tiro, yo nunca pensé que esto iba a terminar vinculándome», continuó, entonces, hasta romper en llanto.

La expectativa de las partes en relación a lo que pueda aportar Carrizo en la ampliación de la indagatoria son bajas, según fuentes con acceso al expediente.

El Argentino
Seguir leyendo

Las más leídas