fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Cómo es el plan del gobierno para crear empleo genuino

El proyecto se denomina «Puente Empleo». Busca la «Transformación de Planes, Programas Sociales y Prestaciones de la Seguridad Social en Trabajo Formal de Calidad».

Publicado hace

#

El-Argentino-Potenciar Trabajo

El Gobierno establecerá un programa para convertir los planes sociales en empleo genuino, con acuerdo de los sectores empresarios que contratarán al personal y afrontarán parcialmente el pago de los salarios, ratificaron hoy fuentes oficiales.

El proyecto, que tiene la intención de beneficiar inicialmente a cerca de 200 mil personas, fue elaborado por el equipo del ministro de Economía, Sergio Massa, y se denomina «Puente Empleo» para la «Transformación de Planes, Programas Sociales y Prestaciones de la Seguridad Social en Trabajo Formal de Calidad», confirmaron fuentes de esa cartera.

La iniciativa consiste en que «los titulares de programas sociales y de empleo nacionales vigentes que sean contratados por un empleador y que cumplan con la capacitación y los cursos de formación que se establezcan (dependiendo del tipo de empleo) podrán seguir percibiendo los beneficios y prestaciones que otorgan dichos programas por 1 (un) año y el empleador completará el resto para llegar al salario de convenio», explicaron las fuentes.

También destacaron que «el programa ‘Puente Empleo’ se establecería por DNU para darle mayor seguridad jurídica».

La iniciativa actual dispone que «el trabajador mantiene de manera temporal por 1 (un) año la estabilidad del plan. Al año el trabajador debe decidir si mantiene el plan u opta por el trabajo formal con obra social, ART y todos los beneficios de estar en el mercado laboral (indemnización futura)».

En cuanto a los beneficios para los empleadores, «por 1 (un) año el Estado se hace cargo de parte del salario (la parte del plan que se mantiene)», añadieron los voceros de Economía.

El programa «Puente al Empleo», destacaron, «apunta a incorporar 200 mil trabajadores de la economía social».

«Fundamentalmente, se busca que las incorporaciones se den en empleadores de hasta 100 trabajadores, que son el 98% del total de los empleadores según las últimas estadísticas a mayo publicadas por el Boletín de Seguridad Social», añadieron.

Este programa, dijeron las fuentes, «permite avanzar en sectores de la economía donde muchas veces el temor a perder el plan hace que la persona no quiera incorporarse al mercado laboral formal, como ser trabajadores del citrus, arándano, construcción, trabajadores rurales, tabaco y demás economías regionales».

Los detalles para terminar de diseñar el plan «Puente Empleo» fueron analizados por los expertos del equipo económico de Massa el viernes pasado en una reunión que se extendió hasta la madrugada del sábado. También hubo reuniones el sábado y este domingo incluso en oficinas del Frente Renovador que lidera el ministro, en Avenida del Libertador al 800.

Poco después de ser designado en Economía, Massa dijo que el Gobierno va a trabajar en el reordenamiento de los planes sociales. Anticipó en ese sentido este proyecto por el cual «aquel que tiene un plan ingresa a una empresa y mantiene durante un año el plan como base» mientras el empleador «paga la diferencia del salario de convenio más la ART y la obra social».

«Sobre los planes sociales encararemos una política de reordenamiento durante los próximos 12 meses, poniendo foco en tres ejes: vuelta al mercado de trabajo, fortalecimiento de cooperativas y protección en caso de situaciones de vulnerabilidad», afirmó en esa ocasión.

En octubre del año pasado, cuando era presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Massa, presentó un proyecto de ley con el mismo objetivo: convertir los planes sociales en empleo genuino.

«Estamos promoviendo una herramienta que permite a las pymes, a las provincias, a los municipios y a los actores de la economía popular tomar el plan como parte del salario y que el trabajador tenga el acceso a la obra social, al aporte jubilatorio y a su seguro», explicó entonces en un video, cuando presentó el proyecto.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Vandalizaron placas en memoria de los bombardeos del ’55

Arrancaron escudos en las cerámicas instaladas en la vereda del Ministerio de Economía. En el único ataque de un Ejército contra sus civiles de la historia murieron más de 350 personas.

Publicado hace

#

Las placas colocadas en las inmediaciones del Ministerio de Economía de la Nación el 16 de junio de este año con motivo del aniversario del Bombardeo a Plaza de Mayo de 1955 en homenaje a las víctimas, fueron encontradas vandalizadas en un nuevo acto de odio y de violencia política.

Las dos placas habían sido colocadas en un multitudinario acto en Plaza de Mayo del que participó el presidente Alberto Fernández, organizado por el legislador porteño Alejandro Amor, Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la Comisión por la Memoria, el Sindicato de Dragados y Balizamiento y familiares de las víctimas del bombardeo. También participaron el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, y los dirigentes sindicales Pablo Moyano y Juan Carlos Schmid.

En la Legislatura porteña, el diputado Amor ya presentó un pedido de declaración de repudio por este ataque a la memoria y a los derechos humanos. “Vemos con profunda preocupación la escalada de violencia. Creemos fielmente que el diálogo y el debate siguen siendo los caminos de construcción de la sociedad democrática que tanto costó restituir”, manifestó el legislador en el repudio presentado que espera ser aprobado en el recinto en los próximos días y acompañado por todas las fuerzas políticas.

En los bombardeos a la Plaza de Mayo de 1955 murieron más de 350 personas y más de 1000 resultaron heridas, todas ellas, víctimas civiles, desarmadas e inocentes. La primera bomba cayó en la casa de Gobierno con la intención de matar al Presidente Juan Domingo Perón. Luego, los aviones de la Marina descargaron bombas en la CGT, el Ministerio de Guerra, el departamento de policía, el ex palacio Unzué (hoy la Biblioteca Nacional) y las calles de los alrededores en un ataque que duró más de tres horas.

Seguir leyendo

Las más leídas