fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

A pesar del aumento de contagios, Trotta ratificó la continuidad de las clases presenciales

Según las autoridades, los peores focos de contagio están dados por las reuniones sociales y no por la presencialidad educativa.

Publicado hace

#

El-Argentino-Clases colegios

Aunque existe preocupación frente a la segunda ola, las escuelas tienen un registro y atención diaria de las variables epidemiológicas en distintos puntos del país. Según las autoridades, los peores focos de contagio están dados por las reuniones sociales y no por la presencialidad educativa.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, sostuvo hoy que la evidencia de datos y estrictos protocolos muestran que «hoy están dadas las condiciones para sostener la presencialidad» y negó que la suba de casos esté relacionada con la vuelta a las aulas.

«Todo lo que sea un espacio institucional donde se pueda ejercer un control de los protocolos, con un tercio de los docentes y auxiliares del país vacunados, evidencia que hoy están dadas las condiciones para sostener la presencialidad», subrayó Trotta.

En declaraciones radiales, el ministro de Educación también afirmó que «no está en duda eso, ni hay evidencia que la suba de casos está relacionada con la presencialidad en las escuelas».

Si bien aseguró que se encuentran «preocupados porque es una situación de enorme complejidad», frente a la segunda ola de Covid-19, dijo que «tienen una atención diaria en las variables epidemiológicas dentro de la escuela en distintos puntos del país».

«Es posible sostener una presencialidad cuidada, en espacios donde se logran cumplir los protocolos, que son de los más estrictos del mundo y la evidencia que tenemos nos permite inferir que muchos casos no se produjeron en las escuelas», apuntó.

En esa línea, el ministro remarcó la evidencia señala que «el principal foco de contagio» se da «en los ámbitos sociales donde no se cumplen los protocolos». «Si uno analiza las últimas semanas, los contagios de adolescentes subieron pero están por debajo del promedio del resto de la población, donde los mayores niveles de contagio se dan entre los 20 y los 39 años», dijo Trotta.

Con respecto a la reunión mantenida en Casa de Gobierno con el ministro de Transporte, Mario Meoni, Trotta señaló que «el tema de contagios y el transporte está planteado y ponemos el foco en fortalecer la cantidad de unidades» y aseguró que no hubo «un incremento exponencial ante el inicio del ciclo lectivo».

«Según los efectores de educación, uno de los aspectos que peor ha funcionado es el ingreso escalonado a las escuelas. Por eso, tenemos que fortalecer estas instancias para ampliar el ingreso en las instituciones, como el cumplimiento de protocolos de quienes acompañan a los chicos a la escuela», afirmó.

Además, el titular de la cartera sanitaria sostuvo que, al analizar las variables con la App de Cuidar Escuela, con información de casos sospechosos y positivos, «tenemos protocolos muy estrictos y, frente a casos sospechosos, hay que aislar burbuja o el aula, cosa que no ocurría en otros países del mundo».

Ya son 500 mil los docentes y auxiliares vacunados de todo el país, lo que representa más del 33% del sistema educativo, con la Vacuna Sinopharm.

De acuerdo a lo observado en la plataforma Cuidar, aseguró el ministro, es que existe un nivel de contagio de menos del 1% en alumnos y del 1.02% en docentes, después de un mes y medio de clases presenciales en todo el territorio argentino. No obstante, descartó la posibilidad de compartir alguna instancia que implique «flexibilizar los protocolos» sino más bien lo contrario.

«Hay 63 mil establecimientos educativos en todo el país y yo confío en nuestra comunidad educativa y si hay una escuela donde no se cumplen los protocolos, se avisará al Director o se denunciará al ministerio de Salud», dijo y pidió a las familias «un esfuerzo de sostener los cuidados fuera de la escuela».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Economía

Misión Argentina viaja a Washington para cerrar la tercera revisión con el FMI

Tras la reciente visita de representantes del organismo multilateral al país, se buscará terminar de negociar en la sede central del organismo la tercera revisión del programa, para eventualmente recibir un desembolso de US$ 5.800 millones antes de fin de año.

Publicado hace

#

Una comitiva encabezada por el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, viajará en la noche del lunes a Washington para reunirse con autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) y cerrar las negociaciones para la aprobación de la tercera revisión del programa, que permitirá gatillar un desembolso de US$ 5.800 millones antes de fin de año.

La delegación argentina que acompañará a Rubinstein se completa con el jefe de Asesores del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur, el secretario de Finanzas, Eduardo Setti, el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo, y el titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Marco Lavagna, informaron en el Palacio de Hacienda.

Tras la reciente visita de representantes del organismo multilateral a la Argentina, se buscará ahora terminar de negociar en la sede central del organismo la tercera revisión del programa, para eventualmente recibir un desembolso de US$ 5.800 millones antes de fin de año.

La tercera revisión corresponde a la auditoria del FMI de los números económicos de la Argentina del tercer trimestre del año, y forma parte del programa que el país suscribió con el FMI en marzo de 2022 para refinanciar los US$ 45.000 millones con el organismo multilateral, heredados de la gestión de Mauricio Macri.

No se descarta que la delegación argentina plantee durante su estadía en Washington, de la cual vuelven el viernes, los efectos negativos de la guerra en Ucrania para las reservas del Banco Central, que según admitió el propio ministro de Economía, Sergio Massa, rondaron los US$ 5.200 millones.

Sin embargo, para las autoridades del FMI ese rojo no previsto se ubicó en torno a los US$ 3.700 millones, aunque todos coinciden en el efecto devastador del conflicto armado en términos del costo de la energía.

En este contexto, las autoridades argentinas también prevén «solicitar un esfuerzo adicional» por parte del FMI, en función que se está pagando por una «guerra que no elegimos».

«Es una discusión que tenemos que dar, aspiramos a que nuestras contrapartes firmen compromisos con cláusulas de incidentes ajenos a los acuerdos firmados oportunamente», señalaron desde Economía.

La misión del Fondo que recientemente visitó el país estuvo integrada por un grupo de técnicos que responden al jefe de la Misión para la Argentina, Luis Cubeddu, y se manejó de manera muy reservada, aunque en ambas partes prevalece el optimismo de dar por cumplidas las metas del tercer trimestre.

Otro punto sustancial que forma parte de la agenda con el FMI es la revisión de los sobrecargos que aplica el organismo sobre el préstamo concedido a la Argentina.

De hecho, en la reciente cumbre del G20 que se llevó a cabo en Bali, Indonesia, los líderes de los países miembros consensuaron una declaración final que propone la revisión de la política de sobrecargos del FMI, en línea con el planteo que el Gobierno argentino viene realizando en los últimos meses.

La postura argentina fue respaldada por Alemania, Francia, Sudáfrica, Brasil, España y México, y el tema también formó parte de la reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo con la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

«Hay que revisar los sobrecargos que los países más endeudados están pagando. Son tasas muy altas que no tienen ninguna explicación lógica», señaló el Presidente tras su reunión con la titular del FMI.

El apoyo a la postura argentina sobre la política de sobrecargos del FMI fue puesto de manifiesto en el punto 33 del documento final, que dice: «Estamos comprometidos a apoyar a todos los países vulnerables para que se recuperen juntos y más fuertes», y asimismo remarca «los compromisos por un monto de US$ 81.600 millones a través de la canalización voluntaria de Derechos Especiales de Giro (DEG) o contribuciones equivalentes».

De esta manera, los líderes del G20 exhortan al compromiso de todos los países capaces de cumplir la ambición global total de US$ 100.000 millones de contribuciones voluntarias para los países en desarrollo.

Seguir leyendo

Las más leídas