fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Alberto Fernández continúa con un cuadro clínico «leve» luego de que se confirmara coronavirus positivo

Según se confirmó oficialmente, el presidente «se encuentra estable, asintomático, con parámetros dentro de rangos de normalidad». Además, el informe indica que el cuadro «es leve debido en gran parte al efecto protector de la vacuna».

Publicado hace

#

Según se confirmó oficialmente, el presidente «se encuentra estable, asintomático, con parámetros dentro de rangos de normalidad». Además, el informe indica que el cuadro «es leve debido en gran parte al efecto protector de la vacuna».

La Unidad Médica Presidencial informó que el test PCR de Alberto Fernández dio resultado positivo para coronavirus y aclaró que «el cuadro clínico» que atraviesa el primer mandatario «es leve, debido en gran parte al efecto protector de la vacuna recibida».

Según se confirmó oficialmente, el Fernández «se encuentra estable, asintomático, con parámetros dentro de rangos de normalidad» y bajo monitoreo médico permanente, para determinar las conductas infectológicas y la evolución clínica del paciente.

Este viernes viernes, Fernández se realizó un test de determinación de antígeno para COVID-19 tras haber presentado un registro de temperatura de 37,3 grados centígrados y cefalea, cuyo resultado fue positivo.

«Ante esta situación se tomaron las medidas de aislamiento obligatorio para el primer mandatario y todos los contactos estrechos del mismo en las 48 horas previas al inicio de los síntomas, como así también se procedió a realizar un hisopado para PCR a fin de confirmar o descartar la enfermedad», señala el parte oficial firmado por el doctor Federico Saavedra.

Esta tarde, «se confirma el diagnóstico de infección por COVID-19 al recibir el de PCR positivo, dejando en claro que el cuadro clínico es leve debido en gran parte al efecto protector de la vacuna recibida», informó la Unidad Médica Presidencial.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Denuncia

Grandes diarios del mundo pidieron el fin de la persecución a Julian Assange

The New York Times, The Guardian, Le Monde, El País y Der Spiegel tomaron la iniciativa y le solicitaron al gobierno estadounidense que termine con el asedio al creador de Wikileaks. Ni Clarín ni La Nación se sumaron al pedido.

Publicado hace

#

«Ha llegado el momento de que el Gobierno de Estados Unidos ponga fin a su persecución a Julian Assange» porque «publicar no es un delito», consideraron los responsables de los diarios El País, Le Monde, The Guardian, New York Times y Der Spiegel.

Los diarios español El País, francés Le Monde, inglés The Guardian, estadounidense New York Times y alemán Der Spiegel pidieron a Estados Unidos que retire los cargos contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por la filtración masiva de documentos clasificados.

«Obtener y revelar información delicada es una parte fundamental del trabajo diario de los periodistas», escribieron los responsables de los cinco periódicos sobre el activista australiano Assange, que está detenido en el Reino Unido intentando no ser extraditado a Estados Unidos.

«Si este trabajo se criminaliza, nuestro discurso público y nuestras democracias se debilitan considerablemente», evaluaron en una carta abierta.

«Obtener y revelar información delicada es una parte fundamental del trabajo diario de los periodistas. Si este trabajo se criminaliza, nuestro discurso público y nuestras democracias se debilitan considerablemente»

Assange, de 51 años, ha recurrido una decisión de la Justicia británica de extraditarlo a Estados Unidos, que quiere juzgarlo por haber difundido desde 2010 cientos de miles de documentos confidenciales estadounidenses, militares y diplomáticos, especialmente sobre las guerras de Irak y Afganistán.

De ser declarado culpable de espionaje por la Justicia estadounidense, Assange podría ser condenado a 175 años de prisión.

Tras siete años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, Assange fue detenido por la policía británica en 2019.

Desde entonces, se encuentra preso en una cárcel de alta seguridad ubicada al sureste de Londres, a la espera del fallo sobre su recurso contra la decisión del Gobierno británico de extraditarlo.

«Transcurridos 12 años desde la publicación» de los primeros documentos por parte de Assange, «ha llegado el momento de que el Gobierno de Estados Unidos ponga fin a su persecución a Julian Assange» porque «publicar no es un delito», agregaron los responsables de los diarios.

El grupo de directores y editores, que trabajó con Assange, recordó que «sintió la necesidad de criticar públicamente su conducta en 2011, cuando se divulgaron copias no editadas de los documentos».

«Algunos de nosotros nos preocupan las acusaciones que aparecen en el sumario, según las cuales intentó ayudar en la intrusión informática de una base de datos secreta», dijeron, informó la agencia de noticias AFP.

«Pero ahora nos unimos para expresar nuestra profunda preocupación por la continua persecución a Julian Assange por obtener y publicar materiales clasificados», aseguraron en el texto.

Además, precisaron que una vieja ley de 1917 contra el espionaje que invocó el Departamento de Justicia estadounidense durante el mandato del expresidente Donald Trump para sustentar su caso contra Assange «nunca se había utilizado para procesar a un editor o a una cadena».

«Esta inculpación sienta un peligroso precedente y amenaza con socavar (…) la libertad de prensa», añadieron.

El mes pasado, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, publicó nuevas directrices que protegen más a los periodistas pero no hacen presagiar cambios para el fundador de WikiLeaks.

Estas permiten procesar a los periodistas sospechosos de actuar como agentes de potencias extranjeras según un enfoque caso por caso para aquellas personas que no son consideradas periodistas en el sentido tradicional.

N. de R.: El Argentino no es un diario hegemónico, pero participó y participa de la campaña internacional por la libertad de Julian Assange.

El Argentino
Seguir leyendo

Las más leídas