fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

El lawfare es la «herramienta de dominación de los pueblos»

Es la conclusión a la que arribaron funcionarios y especialistas en las intervenciones iniciales de la apertura de las Primeras Jornadas Internacionales sobre este tema. El ministro de Justicia, Martín Soria, celebró que en la actualidad «se va desmoronando ese aparato político, mediático y judicial» que «operó en la Argentina durante el macrismo».

Publicado hace

#

El objetivo final del ‘lawfare’ es la «dominación de los pueblos» y la «estigmatización de los dirigentes políticos» concluyeron este jueves funcionarios y especialistas en la apertura de las Primeras Jornadas Internacionales sobre este tema, y su incidencia en los derechos humanos, que se desarrollan entre este jueves y el viernes en el Centro Cultural Haroldo Conti, ubicado en el predio de la exEsma, organizadas por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Al exponer en la apertura del encuentro, el ministro de Justicia, Martín Soria, celebró que en la actualidad se empiece a traslucir «cómo funcionaba ese mecanismo» durante la gestión de Cambiemos y remarcó que, de hecho, «se va desmoronando ese aparato político, mediático y judicial» que «operó en la Argentina durante el macrismo».

«El ‘lawfare’ ya no se puede tapar como esa ‘mesa judicial’ que operó en Argentina durante el macrismo. Parte de la Justicia que no fue contaminada empieza a traslucir cómo funcionaba ese mecanismo en los fallos judiciales que comienzan a producirse; se va desmoronando ese aparato político, mediático y judicial», apuntó el titular de la cartera de Justicia en la apertura del evento que se desarrollará hasta mañana en el Centro Cultural Haroldo Conti, en el barrio porteño de Núñez.

Las jornadas son organizadas por la Secretaría de Derechos Humanos y el viernes por la tarde, a las 17:30, serán clausuradas por el expresidente de Ecuador, Rafael Correa.

Este jueves, el panel de apertura estuvo a cargo del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria; la directora General de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort; el procurador del Tesoro, Carlos Zannini; y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti.

Al exponer, Soria valoró que, «si bien hace un año nos decían que la ‘mesa judicial’ era un invento nuestro», hoy se sabe que «los propios dirigentes del gobierno de Mauricio Macri lo instalaron».

El funcionario puntualizó que el objetivo de la mesa judicial fue «el hostigamiento político, judicial y mediático», y resaltó que entre sus primeras víctimas estuvo la actual vicepresidenta «Cristina (Fernández de Kirchner) y su familia».

Mientras eso sucedía, agregó, «hicieron lo mismo con dirigentes y militantes» así como con todos los que se «oponían al modelo económico del país que venían a instaurar».

«También lo más canalla de todo fue espiar y perseguir a victimas y familiares de la tripulación del ARA San Juan», recordó el funcionario para referirse a la causa en la cual el expresidente Mauricio Macri quedó ayer procesado.

No obstante, cerró con que «ese armado de causas se va desmoronando» y citó sentencias donde se remarca la inexistencia de delito como «dólar futuro, el Memorandun con Irán, y hace poco Hotesur».

Luego, Peñafort analizó el ‘lawfare’ «como un arma contra víctimas determinadas, y colectivos que se estigmatizan por ejemplo, artistas k, dirigentes k, mapuches», entre otros.

«El ‘lawfare’ es una forma de guerra psicológica que comenzó hace muchos años con el objeto de conquistar determinados recursos valiosos de distintos países», dijo y añadió que, «cuando había un modelo de redistribución de la riqueza, se recurría a los golpes de Estado», mientras que «el ‘lawfare’ también es una interrupción de los medios democráticos, un poco más elegante».

«Detrás de ellos hay una estrategia de dominación, de control no solo sobre los dirigentes sino también sobre los militantes» a fin de que estos últimos puedan «perder sus estrategias para poder defenderlos». «Las víctimas del lawfare son los pueblos que los padecen», sintetizó.

También dijo que, «en una sociedad, hay una garantía imprescindible que es la presunción de inocencia hasta que una sentencia firme diga lo contrario. Con el Lawfare, reemplazan esto por la presunción de culpabilidad, eso hacían las dictaduras».

«Cuando admitimos este cambio permitimos una tropelía espantosa que vulnera los derechos de los píases en los que se instala y de los sujetos que lo sufren».

Además lamentó que «aún no conseguimos que la Corte diga en un solo fallo que eso está mal» y recordó que «nos acostumbramos a que conversaciones entre defendido y abogado fuesen espiadas»

En la apertura, Pietragalla Corti consideró que las jornadas se traducirán en un «aporte» para entender «lo que significó esta nueva forma de intervenir en procesos democráticos» y que se utilizó «en contra de los pueblos» y «de los gobiernos populares».

En este punto, destacó el «dolor» de «los que venimos militando en el ámbito de derechos humanos» al «tener que ir a visitar a muchos compañeros en prisión, cuyo único pecado había sido comprometerse con un proyecto político para distribuir la riqueza».

«Que esto haya sido respondido con problemas judiciales, para nosotros fue una de las canalladas más grandes que llevo adelante la oposición que era oficialismo en ese momento. Eso se hizo con una alianza con poderes reales, los medios de comunicación, y un sector del poder judicial», describió Pietragalla Corti.

Asimismo, el funcionario vinculó esas prácticas con las desarrolladas en la región y concluyó con que fue un «gran retroceso» por lo cual llamó a «visibilizarlo» como «única herramienta para generar anticuerpos».

El Argentino

A su turno, Zannini sostuvo que «el ‘lawfare’ es la criminalización de la política» porque -indicó- «se trata de debilitar a los gobiernos para establecer un modelo de dominación que afecta a los líderes del continente con fines proscriptivos».

A partir de las 15, habrá un panel especial en el que participará el expresidente de Ecuador Rafael Correa quien el viernes cerrará las jornadas junto a Pietragalla Corti.

En tanto, entre las mesas de debate que se desarrollaron durante la mañana, se contó la titulada «Poder económico y lawfare de cuello blanco», con la participación de los académicos Daniel Cieza, Alejandro Medici, Walter Bosisio, Emanuel Desojo, Emiliano Agostino, Gabriela Álvarez Santos, Alejandro Santos, Alejandro Medici y Juan Cruz Vallefin.

También se debatió sobre «El rol de los medios de comunicación concentrados en la estrategia regional de lawfare contra los movimientos populares», Isabel Ramos, Alessandro Rezende, Gustavo Bulla y Julieta Galera como protagonistas, entre otros especialistas.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Política

El desorden en el armado de las candidaturas en JxC generó amenaza de sanciones

La Mesa Nacional de JxC se reunió a mitad de semana y advirtió con sanciones a quienes no cumplan las reglas internas.

Publicado hace

#

Juntos por el Cambio (JxC) vivió una semana convulsionada en la cual la conducción del espacio tuvo que advertir con sanciones a dirigentes «díscolos» del interior del país, en un contexto en el cual la fundadora de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, insinuó sus aspiraciones presidenciales y el diputado de la UCR Facundo Manes sugirió invitar al «peronismo no kirchnerista» a sumarse a las filas de la principal alianza opositora.

Ante el desorden que existe en el interior del país con las eventuales candidaturas de dirigentes del radicalismo y del PRO, la Mesa Nacional de JxC se reunió a mitad de semana y advirtió con sanciones a quienes no cumplan las reglas internas.

El problema amenaza con partir a la coalición en varios distritos, en los cuales las estrategias electorales en cuanto a postulantes y alianzas son materia de constantes controversias entre el PRO y la UCR.

Hay provincias donde no hay PASO, y allí se concentra el grueso de los problemas, ya que los principales partidos que componen la alianza no se ponen de acuerdo sobre quiénes deben encabezar las listas.

Uno de los epicentros de los desencuentros se da en la provincia de Mendoza, donde el radical Alfredo Cornejo –quien ya gobernó el distrito–, quiere ir por la gobernación, pero le apareció la competencia del diputado Omar De Marchi, del PRO, quien también quiere disputar ese puesto.

La falta de entendimiento provincial obedece a la lógica nacional: mientras Cornejo juega el partido presidencial con la titular del PRO, Patricia Bullrich, De Marchi se referencia con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Otro tanto ocurre en la provincia de Córdoba, donde Luis Juez, del PRO, y Rodrigo de Loredo, del sector radical Evolución, liderado por el senador Martín Lousteau, tampoco logran pactar cómo se dirimirán las candidaturas en las tierras mediterráneas.

En varias provincias, hay dirigentes de JxC que desean evitar presentarse a competir en las PASO y apuestan a definir las postulaciones a través de acuerdos internos, algo que se perfila como difícil de lograr en un clima cada vez más espeso que separa a la distintas tribus opositoras.

La advertencia de la Mesa Nacional a los candidatos que «incumplan» las reglas electorales de no poder usar el sello partidario podría provocar que algunos decidan ir por afuera de JxC, lo que implicaría quebrar la coalición en algunos distritos.

Además de los ya mencionados, la falta de acuerdos también abarca a provincias como Tucumán, Río Negro y Chubut.

El próximo 6 de febrero la Mesa Nacional se volverá a reunir para intentar aplacar estos distintos focos de «rebeldía» en estos distritos.

El «desorden» provincial es un fiel reflejo de la falta de unidad opositora a nivel nacional, en un escenario en el cual Bullrich y Rodríguez Larreta se lanzan acusaciones permanentes.

Por su parte, el expresidente Mauricio Macri tiene en vilo a todo JxC mientras decide si se postulará o no a la gran compulsa de este año, y los radicales no pueden ordenar aún la interna propia entre el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y Manes, ambos con aspiraciones de anotarse en la carrera por aspirar al Sillón de Rivadavia.

En este marco, Carrió sugirió la semana pasada que podría presentarse como candidata presidencial por la CC si eso sirviera «para mantener la unidad de JxC».

Quienes conocen la interna de la coalición opositora estiman que Carrió amaga con un eventual lanzamiento para cuál es la cosecha de votos que puede obtener la CC en las PASO y, con con esos guarismos en su haber, negociar espacios de poder para los dirigentes que le responden en un próximo gobierno.

Mientras tanto, Manes, tras volver de sus vacaciones, propuso que JxC reciba al espacio de peronistas no kirchneristas que lideran el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti y el exmandatario salteño Juan Manuel Urtubey.

El neurólogo viene forjando una buena relación con los sectores peronistas que se muestran alejados del kirchnerismo y se imagina como líder de una «avenida del medio» que sume aportes de varias expresiones políticas.

En los últimos días, también se consolidó además un eje de afinidad conformado por Rodríguez Larreta, Carrió y Morales.

«Lilita» ya mantuvo la tercera reunión entre los equipos técnicos de la Coalición y los del radicalismo, que se reúnen semanalmente para analizar planes de Gobierno y en los últimos días tuvieron un encuentro cuyo eje fue la política exterior.

El Argentino

Seguir leyendo

Las más leídas